Turismo Madrid

 

Rutas Patrimonio de la Humanidad en la Comunidad de Madrid

Ruta 2 > Itinerario 3

Ruta monumental de Aranjuez I paso a paso

1,5 KM

Primera parte del recorrido por los recursos culturales más importantes que se pueden visitar en la ciudad de Aranjuez.

La longitud del itinerario es de 1,5 km y la duración a pie es de 4 horas, aproximadamente.

Ruta Paso a Paso

1. Parada de Palacio

Carlos III dispuso en 1771 que se añadiesen dos alas prolongadas unidas a la fachada principal. También mando hacer la parada de Palacio, que cuenta con diez bancos de piedra cuyos respaldos rematan canastillos de flores y unas piñas. Cada añadido se hizo guardando armonía con lo edificado anteriormente, de modo que el conjunto guarda una coherencia total y parece construido en una misma época.

 

2. Plaza de Parejas

Las arquerías que definen el espacio son las casas de Infantes y de Oficios y Caballeros. En paralelo a aquellas, unas hileras de tilos redefinen el espacio que, entre 1991 y 1993,  fueron de nuevo objeto de plantación junto a unos nuevos bancos, tratamiento de pavimientos y jardinería, como parte de un plan de recuperación de la Plaza, promovido por la Comunidad de Madrid.

 

3. Casa de Oficios

Edificio de gran envergadura que conforma, con su planta rectangular, la manzana que delimita el lado oeste de la plaza de San Antonio, dividido en dos partes: la casa de Oficios y el cuarto de Caballeros. La primera se comenzó a construir en 1584 por orden de Felipe II, bajo la dirección y diseño de Juan de Herera. Juan Gómez de Mora continuaría las obras, proponiendo en 1613 construir el cuarto de Caballeros, que hacia 1630 tenía acabado el ala poniente hacia la plaza de Parejas.

 

4. Palacio Real de Aranjuez

Felipe II ordenó en 1561 la sustitución de la vieja residencia maestral de Aranjuez por un nuevo edificio que es el antecedente del actual palacio Real ribereño. Juan Bautista de Toledo fue el arquitecto encargado, iniciando la construcción de la capilla, culminada por Juan de Herrera. Unos años más tarde comienzaron las obras del Palacio bajo la dirección de Juan de Minjares. Con el reinado de Felipe V comienzan las obras del nuevo palacio Real de Aranjuez. Pedro Caro Idrogo se encargó de la continuación de las obras, iniciadas en 1715. Se levantó la torre norte, de idénticas características a la construida por Minjares, y se completó la fachada oeste, construyéndose también toda la estructura que conforma el actual cuerpo del Palacio. Destruido por un incendio, Fernando VI encargó su reconstrucción a Santiago Bonavía, quien incluye en la restauración de la fachada principal algunos cambios, como los arcos sustentadores de la terraza del primer piso y la adición del frontis sobre el que descansan las estatuas de los reyes Felipe II, Felipe V y Fernando VI.

Más información

 

5. Jardín del Rey

El Jardín del Rey, asentado en el lateral meridional del conjunto, se configura en planta rectangular y está delimitado por el propio palacio. Fue concebido por Juan Bautista de Toledo en época de Felipe II como un jardín privado. Juan de Herrera continuó con las obras a partir de 1577. En 1580 Roque Solario concluye la fuente de jaspe verde, colocándose en el jardín en 1582. Felipe IV, en 1622, dio al jardín un carácter de representación, incorporando una colección de estatuas y bajorrelieves en hornacinas, entre ellas la de Felipe II, obra de Pompeo Leoni de 1568, junto con los bajorrelieves de Carlos V y bustos de doce césares. En 1733, con la obra del vecino jardín del Parterre, Leandro Bachelieu derribó el muro que lo separaba del resto de jardines, perdiendo el carácter de espacio íntimo.

 

6. Jardín de la Reina

El Jardín de la Reina, aunque aparece representado en planos anteriores del siglo XVIII, se realizó a finales del siglo XIX con similar disposición de setos cuadrados de boj que el del Rey. Se completó con una fuente de piedra escultórica en su centro, dotada de un sencillo estanque mixtilíneo con esculturas en bronce de angelotes con tritón surtidor, formando una plaza de entrada al puente que conecta el jardín de la Isla, diseñado por Pedro Caro Idrogo en 1729 y construido entre 1731 y 1732 con la colaboración de Esteban Marchand. 

 

7. Presa Grande

Las funciones de la presa de Palacio, del Tajo o Grande eran las de permitir la navegabilidad del Tajo, filtrar la entrada de agua a la Ría y formar un salto de agua que permitiera la instalación de molinos. La presa dividía el curso del río hacia un canal destinado al funcionamiento de unos molinos ya existentes en el siglo XIV, antecedente de la ría, manteniendo al tiempo el curso natural del río. La ría separa la parte interna de un meandro del Tajo y convierte al espacio en una isla.

 

8. Jardín del Parterre

Situado junto a la fachada oriental del palacio Real, el jardín Nuevo o del Parterre debe su origen al encargo de Felipe V a Esteban Marchand, según proyecto de 1728, de uno de los escasos ejemplos de jardinería francesa de este momento en España. En 1733 siguió los trabajos Leandro Bachelieu, realizando las plantaciones el jardinero Esteban Boutelou, siendo concluido en 1736 por el arquitecto Filippo Juvara, junto con los estanques de Joaquín Dumandré.

En 1751 se sustituyó el parapeto de fábrica que limita con el río por una balaustrada, obra de Santiago Bonavía. Carlos III, además de variaciones en las plantaciones, ordenó la creación de la ría o ha ha, proyectada por el arquitecto Jaime Marquet y concluida en 1763. 

 

9. Fuente de Ceres

La fuente de Ceres en un estanque central de vaso bajo y planta mixtilínea trebolada, acompañado de cuatro jarrones de mármol de Carrara. Alberga una escultura de la diosa Ceres, traída en el siglo XIX del jardín del Príncipe, acompañada en los extremos de dos grandes cestos con flores, realizados en plomo, que soportan un trío de angelotes de sillería caliza.

 

10. Fuente de Hércules y Anteo

El jardín del Parterre completa su diseño original dieciochesco con un gran estanque circular, dispuesto en el eje del jardín junto al acceso exterior, sirviendo como referente y eje al posterior diseño de la vecina plaza de San Antonio. Fue modificado en 1827 por Isidro González Velázquez, incorporando la escultura de Hércules y Anteo, realizada por Juan Adán. Se asienta sobre una columna levantada sobre un arca de planta cuadrada con arcos almohadillados de medio punto, con angelotes y dragones, levantados sobre un basamento de piezas pétreas irregulares y acompañada por una simbólica pareja de columnas dedicadas a Ávila y Calpe, dispuestas en sus lados norte y sur sobre un roquedo irregular.

 

11. Fuente de la Mariblanca

La fuente de la Mariblanca se asienta en la plaza de San Antonio, sirviendo como contrapunto aislado a la capilla de San Antonio. Fue concebida tanto como abastecimiento de agua a la población, como recurso ornamental y de espectáculo, siendo diseñada por Santiago Bonavía en 1750 y esculpida por Giovan Domenico Oliveri en 1752. Fue reformada en 1760 al sustituir la imagen del rey que la coronaba, Fernando VII, por la actual de Hera, también llamada la Mariblanca, por orden de Carlos III, tallada en mármol portugués por el escultor Juan Manuel Reina.

 

12. Cuarto de Caballeros

Juan Gómez de Mora continuó las obras de Juan de Herrera, proponiendo en 1613 continuar con el cuarto de Caballeros. Se realizaron obras en el primer tercio del siglo XVIII, finalizando el corredor septentrional, aunque habría que esperar al incendio de palacio, en 1748, para que Santiago Bonavía impulsase dicha obra, tras la demolición del oratorio y las celdas que había en su solar. A su muerte la continuó Jaime Marquet, rematando el ángulo noroeste y levantando una planta para igualarla con la casa de los Infantes en 1773.

 

13. San Antonio de Padua

Templo encargado por Fernando VI a Santiago Bonavía en 1750 como capilla y hospedería para satisfacer las necesidades religiosas populares, dándose por terminada en 1753. Jaime Marquet introdujo algunos cambios hacia 1768 y en 1772 Francisco Sabatini realizó un proyecto de ampliación en planta en cruz latina para dotarla de una mayor presencia urbana que no llegó a ejecutarse. En 1808 se empleó como baluarte de las tropas francesas saqueando su interior. En 1827 a iniciativa de la reina María Josefa Amalia de Sajonia, tercera esposa de Fernando VII, se restauraron los altares, incorporando un retablo al mayor. Emplazada en el eje y cierre de la plaza de San Antonio, se eleva mediante una escalinata para ser el centro escenográfico del espacio que articula el palacio Real con la ciudad, permitiendo ser convertida en altar exterior para las celebraciones al aire libre.

 

14. Casa de Infantes

Se construyó por orden de Carlos III para alojamiento de las familias y el séquito de sus hijos, los infantes Gabriel y Antonio. Dirigió las obras Manuel Serrano entre 1769 y 1772, con la posible intervención de Juan de Villanueva en 1773. A la muerte del infante don Gabriel, en 1788, la mitad meridional pasó a manos privadas de sus herederos, que ostentaban el título de Atarfe, y en 1979 pasó a manos municipales.