Turismo Madrid

 

Rutas Patrimonio de la Humanidad en la Comunidad de Madrid

Ruta 2 > Itinerario 1

Itinerario cultural por el jardín del Príncipe paso a paso

4,2 KM

Recorrido por el jardín más grande de Aranjuez, con 145 ha de extensión, creado en el siglo XVI y reformado en el siglo XVIII, en el que se visitan los más destacados puntos de interés cultural.

La longitud del itinerario es de 4,2 km y la duración a pie es de 4 horas, aproximadamente.

Ruta Paso a Paso

1. Puerta del Príncipe o del Embarcadero

Obra de Villanueva, construida entre 1785 y 1791, con composición simétrica, dos altas garitas sobre las que se levantan templetes con cuatro columnas y entablamento clásico coronado con jarrones florales sujetos por amorcillos, todo en sillería caliza.

 

2. Plaza de Pamplona

De principios del siglo XX, está delimitada por espléndidos jarrones florales de sillería.

 

3. Jardín Español

Compuesto por tres plazas cuadrangulares sucesivas, con setos de aligustre y plantación de plátanos, donde se conserva la escultura de un Fauno.

 

4. Pabellones Reales

Dispuestos en aspa, están presididos por el pabellón Real, obra de Santiago Bonavía. Son sencillas construcciones de una altura, recientemente restauradas, con planta cuadrada y cubierta piramidal de pizarra y zinc.

 

5. Embarcadero

El impulso de la navegación lúdica por el río Tajo hizo construir a Fernando VI un embarcadero junto a los pabellones reales del actual jardín del Príncipe. Es obra de Santiago Bonavía.

 

6. Museo de Falúas Reales

Se construyó en 1966, en las cercanías del embarcadero real, albergando las espléndidas embarcaciones de la escuadra del Tajo, empleadas por la realeza para sus paseos y fiestas fluviales en el río Tajo. Se exponen las falúas de Carlos IV, la Góndola Real de origen napolitano y de época de Carlos II, así como las falúas decimonónicas de Isabel II, la reina regente María Cristina y Alfonso XII, que han sido objeto de cuidadosas restauraciones, así como distintos elementos del equipamiento náutico real. Al otro lado del río, en la isla del Rebollo, se encuentra la casa de Marinos, integrada en las actuales instalaciones del camping Soto de Castillo. Fue mandada construir por Carlos IV como albergue de la marinería y falúas reales. La casa de Marinos fue reformada por Amadeo de Saboya incorporando el embarcadero escalonado, siendo utilizada como hospital de enfermos de cólera en 1886, cediéndose en la segunda mitad del siglo XX, al ayuntamiento.

Más información

 

7. Huerto Segundo

Configurado por divisiones cuadrangulares y plazas circulares, cuenta con frutales en los paseos y plantación de huertas y flores. Conserva antiguas estufas rectangulares de mampostería y albardilla de sillería e invernadero de principios del siglo XX, con motivos de fundición.

 

8. Fuente de Narciso

Obra de Joaquín Dumandré, con alta basa circular soportada por cuatro atlantes. Fue reformada por González Velázquez en 1827.

 

9. Jardín de la Huerta o de la Primavera

Diseñado por Esteban Boutelou y el flamenco Ruitgers, cuenta con un trazado de calles rectilíneas que conectan ortogonalmente con la calle de la Reina, con embarcadero y con el pabellón Real. Se creó para los fastos y divertimentos musicales de las falúas de la Escuadra del Tajo, a iniciativa de Farinelli.

10. Fuente de los Amorcillos

Compuesta por rocalla con tritones y un vaso circular, es de época de Carlos IV.

 

11. Fuente de Apolo

La fuente de Apolo cierra el fondo perspectivo de la calle de Isabel, constituyéndose como el conjunto escultórico más importante del Jardín del Príncipe. La escultura de Apolo se trajo del palacio de la Granja en 1798, obra francesa o italiana realizada en el siglo XVII, apoyándose en una gran roca, rodeada de un plinto curvo con seis columnas corintias rematado por dos templetes laterales neoclásicos y con pilón semicircular. Es obra de González Velázquez y Agreda, concluido en 1831.

 

12. Pabellón Chinesco

De planta octogonal, fue realizado en madera y rematado con cupulín y orbe de plomo. El pabellón actual es una reconstrucción de Isidro González Velázquez de 1828, restaurado repetidas veces a lo largo del XIX.

 

13. Pabellón Clásico

De planta circular, cuenta con una columnata de orden jónico, de mármol veteado verde y blanco, y una cubierta de plomo. Perdió el dragón dorado que coronaba su cubierta y las esculturas egipcias de mármol negro robadas en la invasión francesa. Fue restaurado por Isidro González Velázquez y su cúpula fue pintada por Zacarías González Velázquez.

 

14. Montaña Suiza

Obra paralela a la Montaña Artificial del parque madrileño de El Retiro. Fue diseñada por Villanueva y concluida por González Velázquez. Su interior es una sala basilical  cubierta con tierra y rocallas, coronándose por un mirador, un templete neogótico de madera. Junto a ella se conserva una sencilla construcción de guarda, del siglo XIX, dotada de un pozo.

 

15. Islas Americana y Asiática

Contienen las plantas procedentes de las expediciones botánicas de finales del siglo XVIII y comienzos del XIX, a iniciativa de Carlos IV. Se amplió el jardín al modificar el río hacia el norte, convirtiendo el antiguo cauce en ría interior. Desde 1784 a 1803 participó en su diseño Juan de Villanueva, nombrado por Carlos III Arquitecto Mayor de los Reales Sitios. A él se deben las composiciones del Estanque Chinesco, la Montaña Artificial, cuatro de las seis puertas de acceso al jardín y la propia Casa del Labrador.

 

16. Isla del Ermitaño

Se sitúa en el entorno donde se plantaron especies exóticas mandadas traer desde los territorios españoles de ultramar. En ella se levantó una choza denominada del Ermitaño, con un puente y un huerto ya desaparecidos.

 

17. Plátano Padre

Constituye un magnífico ejemplar de jardín ilustrado en la transición de los siglos XVIII y XIX, donde se alternan las soluciones neoclásicas, con las pintorescas y los tratamientos paisajísticos naturalistas de influencias francesas e inglesas.

 

 

18. Puerta de Infantes o de la Casa del Labrador

Obra de González Velázquez, fue construida entre 1803 y 1808 en estilo neoclásico, con dos esbeltas portadas en arco almohadillado de medio punto y entablamento clásico, como accesos laterales, y dos esbeltas columnas marcando el acceso central.

 

19. Real Casa del Labrador

Constituye uno de los ejemplos señeros de arquitectura neoclásica española. Fue proyectado por Juan de Villanueva, entre 1792 y 1793. Se construyó bajo su dirección y la de su ayudante Antonio López Aguado en su primera fase en1798. Isidro González Velázquez fue el responsable de su finalización durante el reinado de Carlos IV en 1803. Fue restaurado a comienzos del siglo XX y particularmente en su segunda mitad, donde se cambiaron los plafones decorativos exteriores de estuco por piedra chapada, así como su cubierta de madera por otra metálica en 1968. En su interior, con notable influencia francesa, además de distintos salones decorados, destaca la galería de Estatuas, diseñada por Isidro González Velázquez y remodelada y pintada por su hermano Zacarías en 1806. Otra pieza fundamental es su singular escalera principal, atribuida a Juan de Villanueva. Otros espacios destacados son el salón Principal o de Baile, el salón de la reina María Luisa, el gabinete de Platino y la sala de Bordados.

Más información