Manzanares el Real

MANZANARES EL REAL

A pocos kilómetros de la capital, en pleno Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, se encuentra Manzanares El Real. Descubre esta localidad, una de las más emblemáticas de la región, y disfruta de la naturaleza, su patrimonio histórico o su gastronomía. ¡Vive la Comunidad de Madrid!

Si quieres pasar un fin de semana diferente, esta semana te proponemos que descubras si aún no lo conoces, una de las localidades con más historia de la Comunidad de Madrid. Ubicada a los pies de la Pedriza, en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1993, se encuentra Manzanares El Real.

Aunque hubo presencia humana en la Prehistoria, su poblamiento data del siglo XIII. A finales del siglo XIV, Juan I cedió las tierras de Manzanares a Pedro González de Mendoza pero éstas pasaron a manos de otros nobles hasta que en el siglo XVIII regresaron a la familia Mendoza.

Qué hacer en Manzanares El Real
Para los amantes de la naturaleza y de los castillos, la Comunidad de Madrid propone una ruta a pie por Manzanares El Real, una villa situada a tan solo 48 minutos del centro de Madrid, con el impresionante fondo de La Pedriza, un peculiar macizo granítico que forma parte del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

El recorrido para disfrutar de estas montañas mágicas tiene 1,2 kilómetros y una duración aproximada de 2 horas en las que se podrá disfrutar de una clase de historia en plena naturaleza. El agua formará parte desde el principio, ya que los manzanariegos están situados junto al embalse de Santillana y comienza en la Fuente de las Ermitas, que cuenta con un abrevadero, una caseta distribuidora y varios canales que datan del primer tercio s. XVI. Esta  construcción de bloques monolíticos de granito dio servicio a la Mesta en su paso por la Cañada Real y tiene tallado el escudo de armas relacionado con los esponsales de Doña María de Luna Don Íñigo López de Mendoza en el frontón de su cara sur.

Fue el mismo Íñigo López de Mendoza el que terminó el mejor conservado de la Comunidad de Madrid, que por cierto está totalmente musealizado. El castillo de los Mendoza,  retrato del mundo medieval y del Renacimiento,  comenzó a construirse en 1475, en estilo gótico isabelino, y es considerada la más bella muestra de la arquitectura militar española del siglo XV. Con sus grandes salones, la iglesia de tres naves, un laberinto, un palenque y un jardín de los sentidos. Sin embargo, este castillo de cuento no es el único atractivo de esta localidad, ya que la iglesia de Nuestra Señora de las Nieves, también del siglo XV y construida por los mismos arquitectos del castillo, es otra obra única al combinar el románico con el gótico sin formar unidad.

Continuando con el paseo por la historia hay dos monumentos más que destacar: el Puente Viejo, cuyos orígenes se remontan a la fundación de la villa, aunque ha sido remodelado en los siglos XVI, XVII y XVIII y el Castillo Viejo, que fue erigido como fortaleza en tiempos de la Reconquista y vinculado a la familia De la Cerda, a través de Leonor Núñez de Guzmán, en 1383, el rey Juan I de Castilla lo traspasó a la Casa de Mendoza, quién erigió en su entorno el señorío del Real de Manzanares. Su uso y esplendor decayó cuando en 1475 esta poderosa familia impulsó la construcción de un nuevo castillo.

Qué ver en Manzanares El Real
Si te acercas al embalse de Santillana, es uno de los lugares más importantes en cuanto a la migración y nidificación de las aves acuáticas. Si lo que prefieres es la montaña, la Pedriza es una zona de gran interés geológico, paisajístico y deportivo que se ubica en la mitad este de la vertiente sur del cordal de Cuerda Larga, perteneciente éste a su vez a la Sierra de Guadarrama.

Esta zona tiene una superficie aproximada de 3200 hectáreas y asciende desde los 890 metros (altura del embalse de Santillana) hasta los 2029 metros de los riscos de las Torres de la Pedriza. Al oeste está limitado por la garganta del Manzanares, por donde transcurre el Río Manzanares y al este por el Arroyo del Mediano y el Hueco de San Blas.

¡Descubre Manzanares El Real!