Turismo Madrid

 

.CastIllo San Martin valdeiglesias © Comunidad de Madrid

SAN MARTÍN DE VALDEIGLESIAS

En San Martín de Valdeiglesias es una visita obligada el Castillo medieval de piedra de la Coracera y el jardín botánico y parque de esculturas vegetales de la localidad, ‘el bosque encantado’, tras lo cual siempre se puede degustar algún vino de la D.O Vinos de Madrid, adquirirlo en su vinoteca y bodegas de la comarca, o disfrutar de un plato típico como unas patatas revolconas, representativas de la zona.

También es posible realizar una excursión al cementerio visigótico que bordea el Cerro de las Mesas y permite en un entorno paisajístico visitar las antiguas tumbas, u otra excursión, un poco más al norte, a la Fuente de la Cancha, un abrevadero que normalmente no tiene agua pero merece la pena solo por las vistas que ofrece.

El Pantano de San Juan se encuentra en las inmediaciones, es lugar de recreo de miles de madrileños, que le consideran la playa de Madrid. Rodeado de restaurantes y zonas de descanso, te hará sentir como si estuvieras en una isla paradisiaca en el corazón de la Península. Aquí encontrarás instalaciones náuticas y de ocio veraniego, y campings si lo que quieres es prolongar tu estancia en un entorno familiar y seguro.

Otra ruta es el Camino Andrinoso al Cerro de Mambroso. Este sendero, de gran longitud, parte del sur del casco urbano de San Martín de Valdeiglesias y pasa por el Cerro de Castillejos. De ahí llegarás a la Cañada Real, que coincide con el Arroyo de Majadal y pasa por el Cerro de La Puebla. Siguiendo el sendero encontrarás el Cerro de Mambroso, donde el intenso verde deleitará tus ojos durante unos minutos.

Combinar naturaleza, arquitectura, turismo activo y multiaventura, enoturismo y gastronomía puede parecer una tarea complicada, pero todo es posible este verano en San Martín de Valdeiglesias.