Turismo Madrid

Parques y Jardines

Gracias a sus más de 1720 hectáreas, es el mayor parque público de Madrid. ¡Ven a recorrer los senderos a pie o en bici, pasear en barco de remos en el estanque y admirar las vistas de la ciudad!

El recinto de la Casa de Campo surgió debido a su proximidad con la capital, y especialmente al Palacio Real. Felipe II, antes de iniciar el definitivo traslado de la Corte a la ciudad, trató de conseguir intimidad aislando del resto de Madrid su futura residencia, para ello compró y expropió terrenos cercanos al Alcázar.

El Rey, que era un gran aficionado a la caza, se propuso también la adquisición de terrenos que le permitieran crear un gran bosque hasta El Pardo con la intención de convertirlo en reserva de caza para uso exclusivo de la familia real. Fernando VI declaró la a Casa de Campo ‘Bosque Real’ y la acondicionó para su uso cinegético.

La Casa de Campo fue de uso y disfrute exclusivo de la realeza, hasta la instauración de la Segunda República. Durante la Guerra Civil fue frente de guerra, y hoy día aún son visibles restos de trincheras y fortines, así como construcciones militares.

Su vegetación es el encinar, pero a lo largo de su historia se ha ido repoblando especialmente de pinos, aunque también podemos encontrar álamos, castaños, chopos, plátanos de sombra, fresnos, robles o sauces, algunos sobre todo cerca de los arroyos. Existían diversos estanques para el regadío, pero es el lago el que tiene mayor afluencia de público. Dispone de un embarcadero, lo que hace las delicias de sus visitantes cuando el tiempo acompaña.

Pero en el interior también encontraremos diversas instalaciones como son el Parque de Atracciones, el Parque Zoológico,  parte de los recintos feriales de IFEMA, la Venta del Batán (lugar dónde se localizan los toros de lidia antes de los festejos en la Plaza de La Ventas), el Teleférico,  y otras instalaciones deportivas.