Turismo Madrid

Turismo Madrid. Guadarrama

Su medio físico y natural está profundamente relacionado con la montaña, se aprecian cumbres, laderas y depresiones fluviales. Lugar ideal para practicar actividades al aire libre como el senderismo, las rutas a caballo y en bicicleta, los deportes invernales…

Guadarrama fue fundada por Alfonso X El Sabio en 1268, pero hay restos romanos y árabes que demuestran la existencia de pequeños núcleos de población, nómadas y paso de tropas con anterioridad. El traslado de la Corte de Felipe II de Valladolid a Madrid supuso un impulso social e industrial para el municipio, que además fue sede de la Cas de la Cadena, donde miembros de la comitiva real hacían parada. La construcción de nuevas vías de comunicación para conectar las dos mesetas peninsulares convirtió a Guadarrama en un lugar estratégico y comercial. La localidad recibió la categoría de Villa Villazgo en 1504.

La población se dedicaba fundamentalmente a labores agrícolas –con el cultivo de trigo, centeno, cebada y patatas- y ganaderas –existen más de 20 vías pecuarias-. La llegada del ferrocarril y la mejora en los medios y vías de comunicación hizo que Guadarrama fuera destino de personas que iban a descansar o a curarse de problemas respiratorios, por lo que se potenció el sector de los servicios. La sanación de dichos problemas se debía a la inmejorable ubicación del municipio.

El medio físico y natural está profundamente relacionado con la montaña, se aprecian cumbres, laderas y depresiones fluviales. En la zona abundan también los graníticos originados durante el levantamiento del Sistema Central. La Peña del Arcipreste de Hita –declarada Monumento Natural de Interés Nacional en 1930-, el Embalse de la Jarosa y su entorno –ecosistema de pinar de montaña-, el mirador de Cabeza Líjar –punto de unión entre Madrid, Ávila y Segovia- y el Alto del León son ejemplos de la riqueza natural, que se ve completada con abundante vegetación y fauna. Todo ello convierte al municipio en lugar ideal para practicar actividades al aire libre como el senderismo, las rutas a caballo y en bicicleta, los deportes invernales…

Guadarrama ofrece, además, importantes muestras culturales y artísticas entre las que destacan: La Torre de la antigua iglesia –hoy centro cultural-, de los siglos XV ó XVI, conserva el muro y la capilla mayor; la Fuente de Piedra, del año 1785, con estilo neoclásico y composición que se asemeja al alzado de una iglesia barroca; la Iglesia de San Miguel Arcángel, construida en el siglo XVIII sobre las antiguas Paneras Reales y el Real Pósito de la Villa y Corte de Madrid; y el Puente del Rosario, del siglo XVIII, realizado con sillares de granito encajados entre sí.

Más información: www.guadarrama.es