Turismo Madrid

Turismo Madrid. Alpedrete

Dentro de su patrimonio artístico, destaca la Iglesia de la Asunción. Construida con sillares a finales del siglo XV y reformada con mampostería en el siglo XX, su exterior llama la atención por asemejarse a una fortaleza.

Los primeros asentamientos en tierras de Alpedrete tuvieron lugar hace, aproximadamente, 4.000 años. Así lo atestiguan los restos megalíticos encontrados en el municipio. Al igual que otras poblaciones de la Sierra de Guadarrama, Alpedrete también sufrió las disputas territoriales entre Madrid y Segovia y fue incluido en El Real de Manzanares. En 1630 obtuvo el título de Villazgo y hasta 1840 se le consideró como un barrio de Collado Villalba con su alcalde pedáneo.

Los principales oficios de los habitantes de Alpedrete eran la agricultura –principalmente el cultivo de cereales-, la ganadería –que disponía de amplios pastizales-, el carbón vegetal y la cantería. Esta última tuvo gran repercusión pues piedra procedente de Alpedrete fue empleada en la construcción del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, del Palacio de Oriente de Madrid, de los Nuevos Ministerios y del Valle de los Caídos, entre otros. Hay autores que también relacionan la piedra con el origen del nombre de la localidad.

Las actividades de la población se vieron reflejadas en el desarrollo urbanístico, con manzanas irregulares formadas por construcciones rurales y dependencias agropecuarias. Con el paso del tiempo se edificaron viviendas urbano-rurales y, desde mediados del siglo XX, segundas residencias. Este hecho, unido al desarrollo turístico del municipio, provocó el incremento del sector servicios para atender a los visitantes.

Dentro del patrimonio artístico de Alpedrete destaca la Iglesia de la Asunción, construida con sillares a finales del siglo XV y con mampostería en las reformas realizadas en el XX. Su exterior llama la atención por asemejarse a una fortaleza. Presenta un antepecho labrado a la altura de la espadaña, que da acceso al interior mediante una puerta con arco románico. La cabecera de piedra con decoración de bolas y su artesonado mudéjar son reflejo de la iglesia primitiva y tienen gran valor. También destaca la escalera de caracol, construida en piedra, que da acceso al campanario y al coro. La iglesia se ubica en la Plaza de la Villa y forma un elegante conjunto arquitectónico con el Ayuntamiento, de estilo escurialense y construido en 1959.

Más información: www.alpedrete.es