Turismo Madrid

 

El paraninfo de Alcalá, un salón de actos histórico

Antiguamente los estudiantes atravesaban teatralmente las puertas de la cátedra del paraninfo de la Universidad de Alcalá cuando tenían que presentarse al examen de su tesis. En la actualidad, esa misma sala es la que alberga la entrega del Premio Cervantes. Entre uno y otro acto hay cinco siglos de diferencia, cinco siglos en los que el paraninfo se ha constituido como uno de los edificios más importantes de un campus que en 1998 fue declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

Concretamente, este salón de actos se construyó entre los años 1516 y 1520 por Pedro de la Cotera bajo las órdenes del Cardenal Cisneros, arquitecto intelectual de la edificación de la Universidad de Alcalá de Henares, primera ciudad universitaria planificada que se construyó en el mundo. Sin embargo, el religioso no pudo vivir para ver acabada esta obra, que entre los siglos XVI y XIX acogió los actos académicos más importantes de la institución: inauguraciones, clausuras, graduaciones, lecciones magistrales, etc.  

La trascendencia de esta sala magna reside, además de en su carácter histórico, en su propio valor artístico. Llama la atención al entrar a ella, sobre todo, su techo, un artesonado de estilo mudéjar en el que la lacería forma estrellas de seis puntas rodeadas de hexágonos, ambas formas colmadas de florones en su interior. La cátedra es también uno de los elementos más vistosos del paraninfo, con una decoración típicamente plateresca, es decir, con un estilo que emplea estructuras góticas con elementos renacentistas.

La sala tiene dos alturas. En la de abajo, cuyo suelo de azulejos describe un trazado geométrico, se ubica la tribuna que rodea por completo la sala, la cátedra y los bancos de madera. La segunda planta está recorrida por una galería salpicada de arcos escarzanos desde los que, en el pasado, los alumnos del Colegio Mayor presenciaban los actos.

La universidad de Alcalá, capital del Siglo de Oro
Además del paraninfo, la Universidad de Alcalá alberga otros muchos edificios de gran importancia histórico-artística, algunos de ellos son: el Colegio Mayor de San Ildefonso -en el que se integra el propio paraninfo-, el palacio de Laredo, el patio Trilingüe o el Colegio de Málaga. Gracias a ella, la ciudad de Alcalá de Henares se convirtió en una metrópolis de fama mundial, especialmente durante el Siglo de Oro. Lope de Vega, Quevedo, Juan de la Cruz o Ginés de Sepúlveda son algunos de los intelectuales de renombre que han pasado por sus aulas.

 

Créditos Imagen: Universidad de Alcalá de Henares © Hugo Fernández. Comunidad de Madrid