Turismo Madrid

 

Un paseo por la Malasaña vintage

 

La piel del que camina por las calles de Malasaña es cada día de un color distinto. Algunas veces, luce el tono de un chándal Adidas del año 2000. Otras, relumbra como una prenda de cuero de una fecha que ya ni se conoce. Y, por supuesto, no faltan los años 80 en la indumentaria que circula por el centro de Madrid. Malasaña es la tierra del “¿A que voy yo y lo encuentro?”, la mítica frase que siempre hemos asociado a nuestras madres. Pero, en este caso, no se trata de un dominio único de ellas, sino de todo aquel que busque una moda diferente. El barrio de las maravillas tiene millones de opciones en cuanto a tiendas vintage. Hablamos de algunas de ellas.

Flamingos Vintage Kilo: “Tanto pesa, tanto vale”
“Tanto pesa, tanto vale”. Ese es el lema de Flamingos Vintage Kilo, la primera boutique de España en vender piezas únicas vintage de origen norteamericano. Se trata de un establecimiento que vende ropa de los años 70, 80 y 90 al peso, es decir, al kilo. Ahí radica su originalidad. Flamingo Vintage Kilo se halla en una de las calles con más afluencia de tiendas vintage en Malasaña: la calle Espíritu Santo. Aunque no se trata del único establecimiento de la boutique. Su sede central está en Texas y más de 20 tiendas se reparten a lo largo de toda España.

La Mona Checa, un circo muy estiloso
La calle Velarde es, junto a la del Espíritu Santo, la calle más famosa de tiendas vintage en Malasaña. A su vez, uno de los establecimientos más míticos en dicha vía es la Mona Checa. La entrada a la misma recuerda a la entrada a un circo. Y es eso precisamente lo que la tienda pretende imitar. Pero en su interior no hay fieras ni payasos, sino gafas de sol de lo más variopintas o camisas de otra época, todo de segunda mano.

Magpie: un poco de todo entre las tiendas vintage de Malasaña
También en la calle Velarde, aguarda Magpie, otro de los locales vintage estrella de la zona. De nuevo, se habla de ropa y complementos de segunda mano procedentes de diferentes épocas. Zapatos, jerséis y corpiños se mezclan con objetos como pendientes,mochilas o cinturones.

Williamsburg: la tienda donde Sarah Jessica Parker compró un vestido
15 de diciembre de 2016. Para Arantxa Martínez de Lucas, dueña de la tienda vintage de Williamsburg, esa fecha estará marcada en el calendario probablemente para siempre. Fue ese mismo día cuando la vendedora vio entrar a su pequeño local a una gran estrella del cine: la actriz Sarah Jessica Parker. De hecho, la intérprete se compró aquí un vestido de color negro que llevó a la fiesta de HBO España de aquel mismo año. Eso supuso, como es natural, una inyección de popularidad para Williamsburg, donde Arantxa vende ropa única que selecciona ella misma.

Chopper Monster, una tienda que suena a rock
Fuera ya de la calle Velarde, nos trasladamos a la tienda de Chopper Monster, ubicada en la vía de la Corredera Alta de San Pablo. Esta tienda es en sí misma una especie de canción de rock and roll que mezcla discos de vinilo, decoración, fanzines y libros con prendas de ropa que no encontraremos en otro sitio. En este caso, no hablamos de indumentarias de segunda mano, sino de ropa nueva que proviene de pequeños proveedores de diferentes partes del mundo.

Popland, una tienda de regalos diferente
Ubicada en la calle de Manuela Malasaña, Popland permanece con sus puertas abiertas ya desde el año 1999. En este caso, no se trata de una tienda de ropa, sino de regalos. Tazas, objetos de papelería, carteras, chapas o figuras de personajes de ficción son algunos de los artículos que podremos encontrar en este establecimiento de cariz totalmente retro. Si lleva tantos años en funcionamiento será por algo…

Amores Eternos: “Prendas que merecen ser queridas para siempre”
En la calle Santa Bárbara número nueve, se encuentra la tienda Amores Eternos porque en ella hay, tal como aseguró su dueña, Cristina Ortega, a TeleMadrid, “prendas que merecen ser queridas para siempre”. Y es que en este establecimiento los productos, que van desde una vajilla hasta un abrigo, están elegidos con mucho mimo. Ortega recorre el mundo para elegirlos. “Están clasificados por décadas, desde los años 40”, afirmó la dependienta a la cadena de televisión respecto a la ropa que oferta.

 

Créditos Imagen: Plaza 2 de Mayo © JJFarq. Shutterstock