Turismo Madrid

 

Fundación Olivar de Castillejo

 

 

La Fundación Olivar de Castillejo, es un jardín con más de cien olivos centenarios junto con almendros, jaras, retamas, granados, membrillos y madroños reunidos en una hectárea, en pleno centro de Madrid, entre las paradas de metro Cuzco y Colombia.

Durante las noches de verano, hasta el 17 de septiembre, abre sus puertas para ofrecer las Noches del Olivar, dedicadas a fomentar la música clásica entre los jóvenes. Con ello también apoyan y fomentan la música de cámara al aire libre.

La entrada al recinto es a las 19:15 horas y los conciertos comienzan a las 20:00 horas, y se podrá acceder al recinto por orden de llegada, sin poder hacer reserva previamente, hasta completar aforo. Para poder acceder al recinto hay que hacer un donativo de 15€ en efectivo en la puerta.

Se trata de un donativo, ya que la Fundación Olivar Castillejo es una fundación sin amino de lucro que apuesta por la sostenibilidad y la protección del medio ambiente y la cultura a través de iniciativas culturales y utiliza ese dinero para la conservación del Olivar, y de las casas edificadas en él, declaradas de interés por el Colegio de Arquitectos de Madrid. Entre sus iniciativas culturales, destacan presentaciones de libros, lecturas de poesía, conciertos, exposiciones, ópera…

Llama la atención de este Olivar, que mantiene la antigua costumbre de labrar las proyecciones de copas de los enormes olivos, dejando sitio al resto de las especies en los bordes no labrados entre olivo y olivo y los bordes de los caminos.

El hombre que da nombre a este Olivar, Castillejo, fue un ecologista que promovió la idea de vivir a las afueras de lo que entonces era el pueblecito de Chamartín de la Rosa. En este olivar fue donde acampó Napoleón en plena Guerra de la Independencia. Castillejo convenció a algunos de los intelectuales y científicos españoles de la época para que compartieran con él el Olivar: Ignacio Bolívar, Ramón Menéndez Pidal, Dámaso Alonso, Luis Lozano y Juan López Suárez tuvieron allí sus casas.

 

Más información en la Fundación Olivar de Castillejo