Turismo Madrid

 

Te comerás hasta su piel. Limbo

 

Nos ponemos en situación. Hotel Bastardo1, en la calle San Mateo 3. Donde supuestamente estaría ubicada su recepción –vestíbulo de entrada- nos encontramos con dos zonas completamente diferentes.

A la derecha, tras pasar por su puerta giratoria visualizaras un rótulo con las siglas LIMBO. Mesa corrida y taburetes en el pasillo central, en el lateral -"mesas tú y yo"-, media lunas -de 4 a 6 personas-, y otras configuraciones en madera para seguir compartiendo espacio (hasta 8/10 comensales).

Un espacio de techos altos y desnudos, donde se ven los conductos de aire pintados en amarillo, bombillas de colores que cuelgan de un extremo a otro (de la última verbena). En la planta superior, de aspecto cool-industrial, con grandes ventanales y pinturas callejeras en el exterior, te encontrarás con una mesa comunal para más de 20 convidados -momentos para compartir-.

Un cilindro gigante que parece sacado de la última de "Terminator" conforma su centro de mandos. Es aquí donde alumbran con luz propia sus brasas, dan color y mucho sabor a los principales protagonistas de este Limbo, el pollo asado.

Antes de que llegue la propuesta estrella de la casa, se puede degustar un platillo fresco, y que se agradece cuando empieza a subir la temperatura en la capital.

Salmorejo, una versión de sopa fría que cada vez gana más enteros frente a su hermano “gazpacho”. A veces, resulta una forma divertida, fácil y sencilla para que los más pequeños de la casa prueben las verduras y las frutas, aunque tengan que separar algún tropezón.

Salmorejo de tomates ahumados con pico de gallo de aguacate, muy fresco y aromático, con trocitos de tomate, cebolla y aguacate, sin faltar un “chorreón” de buen aceite de oliva. El ahumado de los tomates se aprecia de manera muy sutil, su aroma permanece largo y neutro en boca.

Limbo 2

Tras este estimulante entrante: el pollo. Puedes pedir -medio o entero-, en todo caso lo sirven trinchado. Se acompaña con una “cestita” de patatas de churrería (patatas fritas), duritas bien ricas, y un "aladino" repleto de su propio jugo.

Denominados tomateros por su tamaño, poco más de mil gramos, tienen su origen en una granja ubicada en la provincia de Toledo. Se alimentan de verduras y piensos.

El resultado es completamente diferente a lo que estamos acostumbrados cuando comemos un pollo asado. Normalmente, separas su piel para desecharla, aquí es lo primero que te comes, es muy sabrosa y semi crujiente. Su carne resulta blanca, casi terciopelo, suave y fina.

Limbo 3

 

Sitio web: www.grupolamusa.com/restaurante-limbo-pollo-asado/

Dirección: Calle de San Mateo, 3, 28004 Madrid
Precio medio: 20/25 euros
Horario: De lunes a jueves, de 08:00 a 24:00. De viernes a domingos, de 08:00 a 01:00

Disponible: Trona para bebes

Teléfono: 910 74 14 95

 

Créditos Imágenes: ©MASánchez. Comunidad de Madrid