Turismo Madrid

 

La riqueza cultural y artística de Madrid

 

Pocas ciudades en Europa se pueden comparar con Madrid en su oferta cultural y artística, así como en su “savoir vivre” único. 

Su pasado imperial, sin lugar a dudas, ha tenido que ver en la gran concentración de conocimiento  y de obras de arte de las que podemos disfrutar hoy en día. Por ejemplo, en tiempos de Felipe II, el rey encargaba a sus embajadores la adquisición de las mejores obras de arte en todos los rincones del Imperio; él mismo también exigía que se enviara a España una copia de todos los libros nuevos (hoy custodiados en la biblioteca del Escorial). 

En general, los reyes de España han sido siempre coleccionistas. Su legado permanece en lo que hoy podemos visitar en el Museo del Prado (que ha sobrevivido a las guerras e incendios) y en las colecciones reales próximas a abrirse al público.  Esto es de relevancia porque el  Museo del Prado ha sido escuela de maestros y sigue siendo guardián de los clásicos y de grandes colecciones de codiciados autores, tales como el Bosco.  Los grandes clásicos han inspirado y enseñado a artistas de todo el mundo en el pasado y en el presente. 

No podemos dejar de mencionar el Museo Reina Sofía, el museo más visitado de la ciudad, y el “El Guernica” de Picasso, su joya mejor guardada, junto con otras obras espléndidas de Dalí y otros artistas modernos.

Madrid alberga, por otro lado, colecciones de arte privadas importantes como las colecciones de los Duques de Alba y la colección Thyssen-Bornemisza, la colección Sorolla (hoy en día en la casa Museo-Sorolla), y la del museo Lázaro Galdiano entre otras. 

Fuera de las paredes de los museos, Madrid es testigo de propuestas artísticas vivas de arte callejero y de numerosos artistas que exponen su obra en galerías privadas. 

Respecto a la cultura viva de la ciudad,  llama la atención la gran cantidad de teatros alternativos y de teatros de “obras comerciales”  (incluyendo  espectáculos de Broadway). La oferta cultural y de ocio de la ciudad parece ser casi inabarcable.  

La gastronomía forma parte del legado cultural de la ciudad y de la vida de los madrileños. Madrid alberga numerosos restaurantes de estrella Michelin y mercados que se han convertido en puntos gastronómicos de referencia. 

Todo lo anterior hace que la capital  de España sea una de las capitales europeas más interesantes y vibrantes por descubrir. No basta con venir solo una vez. A pesar de su inmenso patrimonio cultural, Madrid no hace alarde de su belleza ni de su riqueza. Se la conquista explorándola y descubriéndola por uno mismo.  Madrid es una ciudad con abolengo que no presume de lo que tiene, pero que se mantiene accesible y amigable al visitante.  

 

Créditos Imagen: Museo Nacional del Prado © Anibal Trejo. Shutterstock