Turismo Madrid

Escapada… al Barranco del río de la Luz y al Cerro de los Santos

Hay muchos motivos, y todos atractivos, para acercarnos a esta preciosa localidad del noroeste de la Comunidad de Madrid. No es casualidad que todo un premio Nobel de Literatura, D. Vicente Aleixandre, escogiera Miraflores de la Sierra para pasar largas temporadas admirando sus veredas y paisajes. ¿Quieres saber más? ¡Pues, comenzamos nuestra escapada!

La localidad madrileña de Miraflores de la Sierra nos ofrece unas vistas sobrecogedoras desde el 'Barranco' que lo bordea en la parte sur, y da paso a una ruta que desciende hasta la antigua colonia del Cerro de los Santos, que muestra sus casas señoriales orgullosas del paso del tiempo.

Al Barranco del río de la Luz, se accede saliendo del municipio en dirección al 'Mirador de la Virgen' y a la 'Fuente de San Juan', dos puntos emblemáticos de la población, que dan paso al comienzo de la calle, a una lápida en recuerdo del ingeniero de montes, artífice de la repoblación forestal de la zona, Joaquín Aguirre e Hidalgo de Quintana. En el sentido de la ruta, abandonando las construcciones, se abre el paisaje para encontrarnos con la impresionante vista del 'Barranco' con el monte 'La Najarra' de testigo.

Encontraremos a la derecha un camino, que era de paso obligado para los lugareños que poblaban la zona y que muere en la 'Fuente de los Borricos', donde los animales y sus dueños se juntaban para charlar y descansar. Disfruta caminando en dirección al río, hasta divisar las ruinas de un pasado industrial próspero pero ya desaparecido, se trata del 'Molino de Salustiano', ubicado al otro lado del puente del río de la Luz.

A continuación, por el camino, localizaremos dos puntos de visita: la 'Fuente de la Villa', amplia y restaurada, y la 'Fuente del Cura', del año 1888, más modesta, cuyo nombre se debe al adinerado religioso, Juan González Borizo, que fue dueño de la mayor parte de las tierras que recorre la ruta.

El 'Área recreativa de la Fuente del Cura', da paso a una pista asfaltada en buen estado, y a mano izquierda, a una antigua fábrica de molduras, por la que accederemos a la Colonia del Cerro de los Santos. En su avenida principal, llamada de Madrid, vemos las casas señoriales de la segunda mitad del siglo pasado, que fueron cedidas a las clases adineradas por el Consistorio, con la condición de ser habitadas en la época estival, y así dar brillo al municipio.

Al final de esta avenida, llegamos al aparcamiento de la Gruta de Nuestra Señora de Begoña, que data del año 1952, y se puede visitar en los horarios que figuran a su entrada, bordeando el Cerro. Por último, ya solo nos queda descender al punto de partida, al que accederemos cruzando el puente, para después tomar la calle Vicente Aleixandre.

Por supuesto, no puedes marcharte sin descubrir los encantos de Miraflores de la Sierra a través de las visitas poetizadas 'Aleixandre y las voces cercanas', que gracias a su éxito, han sido prorrogadas y se podrán disfrutar nuevamente los próximos días 6 y 19 de noviembre a las 12h. Déjate llevar, de la mano de dos actores, por los lugares y rincones que D. Vicente recorrió durante las largas temporadas que el Nobel de Literatura pasó en la villa. En este enlace, encontrarás más información relacionada con esta actividad, así como dónde conseguir tus entradas. 

¡No lo pienses más, y descubre la otra cara de Miraflores de la Sierra!