Turismo Madrid

Madrid en un fin de semana

Sugerencia Antes de empezar: El domingo pásate por el “Rastro”

Viernes

17-19 horas. La Plaza de Oriente es nuestro punto de partida de este paseo. Rodeados de estatuas y jardines descubrimos el Teatro Real que, poco a poco, dejaremos a nuestras espaldas para acercarnos al Palacio Real.

Ante nosotros se alza una imponente construcción flanqueada, a la derecha, por los Jardines de Sabatini y, a la izquierda, por la Catedral de la Almudena, donde podemos visitar la cripta y la iglesia. Desde allí, recorriendo la calle Bailén encontramos la calle Mayor.

19-21 horas. Subiendo por esta vía aparecerán ante nuestros ojos la Plaza de la Villa y poco después, el Mercado de San Miguel. ¿Te apetece un tapeo cool? Quizá unas ostras con una copa de cava. Si preferimos algo más tradicional podemos saborear también una tapa de jamón ibérico y un vermú. Al salir encontramos la Plaza Mayor donde se entremezclan turistas y autóctonos para dejarse maravillar por la belleza de su arquitectura.

La Puerta del Sol es nuestra siguiente parada. Una plaza cargada de secretos por descubrir. Y de ahí, caminamos hasta el Congreso de los Diputados, custodiado por dos majestuosos leones que presiden su entrada.

21-00.00 horas. A través de la calle del Prado llegarás hasta la Plaza de Santa Ana. Tómate unas tapas en cualquiera de sus cervecerías y dirige después tus pasos a la calle Huertas, uno de los centros de ocio nocturno de la ciudad. Decenas de bares y pubs abren sus puertas para ti hasta altas horas de la madrugada.

Sábado

9-12 horas. Arrancamos el sábado en el Paseo del Arte, conocido por albergar tres de las pinacotecas más famosas del mundo. El Museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza y el Museo de Arte Reina Sofía abren sus puertas para que viajes por el mundo del arte. ¡Elige con cuál te quedas!

12-14 horas. Tras visitar uno de los museos, camina hasta la Plaza de la Cibeles y fotografía a la diosa más famosa de Madrid. Dando un pequeño paseo llegamos hasta la Plaza de la Independencia donde se encuentra la Puerta de Alcalá, imprescindible en cualquier álbum de fotos. Justo enfrente se encuentra la entrada al Parque del Retiro, un lugar para disfrutar paseando, respirando aire puro o remando en las barcas.

14-15 horas. Es el momento de una comida a base de raciones en el barrio de Las Letras, donde encontrarás muchas tabernas con encanto y tradición como La Dolores o Los Gatos.

15-17 horas. Es momento ahora de desplazarnos hasta la zona norte de Madrid por el Paseo de la Castellana. El Estadio Santiago Bernabéu nos dará la bienvenida.

17-19 horas. ¡Es la hora del shopping! Nos vamos al centro a comprar unos abanicos y unos suvenires, pasando antes por la “Milla de Oro” para darnos un capricho en una exclusiva tienda, o ¿quizás eres de los que buscas diseño español a la última? Entonces no te pierdas Malasaña o Triball. ¿Te apetece un centro comercial? Acércate a Príncipe Pío, cerca del Palacio Real. ¡Aquí lo encontrarás todo!.

19-20 horas. Dirige tus pasos a la Plaza de España y camina hasta el Templo de Debod, construcción egipcia en una emplazamiento privilegiado con maravillosas vistas al skyline de Madrid y a la Casa de Campo.

20-00:00 horas. Regresamos ahora a la Gran Vía para disfrutar con un musical en pleno Broadway madrileño. Tras el espectáculo es momento de cenar. El centro de Madrid te ofrece innumerables posibilidades: Casa Labra, Botín, Lhardy…. Y después una copa en uno de los bares más exclusivos: el Glass Bar situado en el Hotel Urban.

Domingo

8-12 horas. Tras un desayuno a base de chocolate con churros en San Ginés, en la mañana de un domingo en Madrid es imprescindible una visita por El Rastro. Es recomendable llegar sobre las 9 horas para recorrer este mercadillo que se extiende por la Ribera de Curtidores y las calles colindantes desplegando ante los ojos del viandante todo tipo de mercancías.

12-13 horas. Todo ello en el barrio de la Latina, famoso, entre otras cosas, por ser zona habitual de tapeo, del que, en torno al mediodía, podemos empezar a disfrutar. Además, cerca de La Latina merece la pena visitar los Jardines de las Vistillas, desde donde contemplar Madrid o descansar un rato tumbado en el césped. También podemos degustar platos típicos madrileños, como las gallinejas o los entresijos, en sus terrazas.

13-21 horas. Es momento de hacer una escapada. Aranjuez es uno de los imprescindibles, ya que es una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad y que cuenta con uno de los Palacios Reales más bellos de Madrid. No te pierdas el Gabinete de Porcelana ni el Salón de los Espejos en el Palacio. Guarda algunos minutos para pasear por sus jardines rodeados por el río Tajo y decorados con fuentes de los siglos XVI y XVII. Después recorre las calles de la localidad que cuenta con una rica y variada gastronomía: desde espárragos, hasta fresas, pasando por ricos vinos. Te proponemos que pruebes un asado en uno de sus mesones.