Turismo Madrid

 

Autorretrato de Francisco Pradilla

 

El Museo del Prado alberga hasta el próximo 23 de octubre la colección ¨Francisco Pradilla (1848-1921), esplendor y ocaso de la pintura de historia en España”, una selección de obras del autor zaragozano, ¡imperdible!

Dentro del programa Presentación de colecciones del Siglo XIX, la sala 60 del edificio Villanueva del museo reúne esta selección de ocho obras del autor Francisco Pradilla conservadas en el museo.

La muestra refleja el interés del pintor por la pintura histórica, género que consolidó su fama y gracias al cual triunfó como gran maestro. Asimismo, las obras permiten al visitante hacer un recorrido por el periodo del que Pradilla sentía predilección: el de finales del siglo XV y principios del siglo XVI.

La colección se divide en dos etapas de la producción del artista: la etapa inicial, consagrada por el éxito de su cuadro “Doña Juana la Loca”, expuesto en la sala 75 junto a su boceto, y la etapa final, entre 1906 y 1910, cuando el género que hasta entonces había sido el más valorado en la pintura española cayó en desuso.

Otros cuadros que plasman el virtuosismo del autor y que pueden verse en esta exposición son “La reina doña Juana la Loca, recluida en Tordesillas, con su hija, la infanta doña Catalina”, del que existen dos versiones en el Prado, o “El Cortejo del bautizo del príncipe don Juan, hijo de los Reyes Católicos, por las calles de Sevilla de 1910”, ambos con un carácter de reconstrucción de ambientes del pasado. 

La exposición, además de poner en valor la trayectoria de Francisco Pradilla, conmemora el centenario de su fallecimiento. El artista, que fue director de la pinacoteca que ahora recoge su obra, obtuvo un gran reconocimiento nacional e internacional por su pintura histórica.

Disfruta de la mejor tradición pictórica española en un escenario inmejorable, el Museo del Prado.

 

Más información: “Francisco Pradilla (1848-1921), esplendor y ocaso de la pintura de historia en España”.

Créditos Imagen: Autorretrato, Francisco Pradilla © Museo Nacional del Prado