Turismo Madrid

 

Potaje de Cuaresma en Madrid

 

Porque hay vida más allá de la torrija, os detallamos a continuación los platos más típicos de la Semana Santa en nuestra región, que seguro os encantarán. ¿Listos para abrir el apetito?

Como consecuencia de la prohibición religiosa de comer carne el viernes de cuaresma, el pescado se convirtió en el ingrediente estrella de muchos platos durante estas fechas y, más concretamente, el bacalao. Así pues, durante estos días puedes degustar deliciosos buñuelos de bacalao, una especie de bolas fritas de pasta de bacalao desmigado que no te dejarán indiferente.

Muy característicos también en estas fechas son los soldaditos de Pavía, un aperitivo auténticamente madrileño consistente en una fritura de bacalao rebozado servida con pimiento rojo. El potaje de vigilia, también llamado 'potaje de bacalao' es una de las cazuelas más apreciadas en estas fechas, preparada con bacalao en salazón, garbanzos y espinacas. Y aunque no es tradición exclusiva de Madrid, la sopa de ajo, más conocida como 'sopa castellana', también se populariza por estas fechas. Un último plato caliente para despedir la temporada de frío.

Está claro que las verdaderas protagonistas son las torrijas. En estas fechas podrás encontrarlas prácticamente en todas las pastelerías y cafeterías de Madrid, desde las más tradicionales a los nuevos conceptos de cocina moderna. Pero además de las torrijas, esta fecha es perfecta para degustar otros dulces como los bartolillos madrileños, un dulce menos popular pero muy tradicional.

Otro dulce para estas fechas son los buñuelos de viento, bolas de masa elaboradas con harina de trigo, manteca y huevos, fritas después en aceite y que pueden estar rellenos de crema pastelera, chocolate o nata.

No te pierdas tampoco los pestiños, que, de origen árabe, son típicos en Navidad y Semana Santa, o los huevos de pascua que, junto a las 'rosquillas' y el resto de dulces mencionados, decoran los escaparates de los establecimientos de nuestra región.

En algunas localidades encontrarás otros pasteles típicos. En Morata de Tajuña las panificadoras y pastelerías del pueblo elaboran los 'pasioncitos', con el logotipo de 'La Pasión de Jesús', y el domingo de resurrección es tradición 'correr el hornazo', en el que grupos de amigos pasan el 'Domingo de Resurrección' en la Vega del Tajuña, en comida de hermandad, con el postre típico de la zona, el 'hornazo'. También se elabora este dulce en Chinchón. Se trata de un bollo de pan dulce con huevo en el centro decorado con anises de colores.

Y de Alcalá de Henares no puedes irte sin probar los 'penitentes de Alcalá'. Conos de barquillo, simulando los capirotes de los cofrades, cubiertos de chocolate y rellenos de crema de almendras.

Vive de cerca la pasión, y descubre las tradiciones de las distintas localidades a través de la gastronomía. ¡Vive la Comunidad de Madrid!

 

Más información: Gastronomía de Semana Santa

Créditos Imagen: Potaje de Semana Santa © Sylvie-Pabion-Martin. Shutterstock