Turismo Madrid

Escapada a… Gargantilla del Lozoya

A menos de una hora de la capital se encuentra Gargantilla del Lozoya, un municipio que se caracteriza fundamentalmente por la belleza de sus paisajes, su historia, su cultura, y por qué no, por su gastronomía. Hasta allí nos dirigimos esta semana, aprovechando que el pasado año fueron declarados Bien de Interés Cultural (BIC), los restos de la ermita de Santiago. ¡Acompáñanos!

Gargantilla del Lozoya y desde 1753 Pinilla de Buitrago, son dos núcleos de población que forman un único municipio. Para poder llegar hasta allí, nos dirigimos a la zona norte de la región, en plena Sierra de Guadarrama, ya que el término municipal se encuentra en el margen izquierdo del río Lozoya al pie de los Montes Carpetanos y de la Cordillera de Somosierra, un lugar donde podrás respirar aire puro y disfrutar de una jornada diferente con amigos, en pareja o en familia. ¡Tú decides! 

Los orígenes del municipio, se remontan a su fundación por vecinos de Garganta de los Montes, que o bien huían de una epidemia mortífera o por no querer pagar los impuestos que les correspondían. En aquella época, cerca del siglo XV, estaba compuesto por un tercer núcleo de población llamado Santiago, a día de hoy desaparecido. Como curiosidad, os contamos que aquí tuvo lugar la ceremonia de proclamación de Juana 'la Beltraneja', como princesa heredera del trono de Castilla, además de sus desposorios con el Duque de Guyena, hermano de Luis XI de Francia.

Pasear por esta zona nos permitirá disfrutar de una belleza sin igual, parajes repletos de grandes fresnos, robles y encinas, que junto a la posibilidad de ver diferentes especies animales convierten la jornada en la delicia de los amantes de las rutas y el senderismo, ya que muy cerquita de aquí, se encuentra el embalse de Riosequillo y el Cerro de la Cruz, hacia el que parten diversas sendas. 

De hecho, entre los dos núcleos, y a través de un agradable paseo que podrás realizar a pie, en bicicleta o a caballo, se encuentran los restos de la ermita de Santiago, espacio que en 2019 fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de Sitio Histórico. Esta construcción, que conserva las paredes, la bella espadaña y en la entrada su arco de estilo mudéjar, ha sido testigo de importantes hechos bajo el reinado de Enrique IV de Castilla, y es una visita obligada si os decidís a visitar Gargantilla del Lozoya.  

Nos dirigimos nuevamente a su casco histórico, y recorriendo sus calles y puentes, viajamos en el tiempo para descubrir que aquí convivieron tres culturas, la cristiana, la hebrea y la árabe. No te vayas sin visitar su iglesia parroquial de San Benito Abad en el casco histórico.

Ahora, parece buen momento para dejarte llevar por los placeres del paladar, ¿verdad? Con una tradición culinaria típicamente serrana que incluye verduras de su propia huerta y carnes de su ganadería, los locales allí presentes sorprenden a sus comensales con esmeradas propuestas para garantizar una experiencia completa y única.

¡Disfruta con nosotros de este rincón tan especial, muy cerca de la capital!

Más información: Gargantilla del Lozoya 

Créditos imágenes: ©Ayuntamiento Gargantilla del Lozoya