Turismo Madrid

El Madrid de Goya

Seguramente, en más de una ocasión, has podido disfrutar con las obras de Francisco de Goya y Lucientes. Esta semana, os sorprendemos con una ruta por la capital, recorriendo aquellos lugares donde el genial pintor y grabador español dejó su huella. A continuación encontrarás un breve listado, para que puedas preparar a tu aire el itinerario, y disfrutar al máximo, conociendo el legado del pintor aragonés. ¡Comenzamos!

La localidad zaragozana de Fuendetodos, fue el lugar que vio nacer a este genio de la pintura, que tras vivir en diversas ciudades, se estableció en Madrid en el año 1775, ciudad con la que siempre mantuvo una especial relación, y a la que llegó acudiendo a la llamada de su cuñado Francisco Bayeu y de Anton Raphael Mengs, para unirse al grupo de artistas que trabajaban para la Real Fábrica de Tápices, primera parada de nuestro recorrido, ya que aquí realizó su famosa serie de Cartones.

El Museo Lázaro Galdiano, es otro de los lugares que guarda relación con el pintor. Aquí además de diversas obras resultado de la gran admiración que sentía José Lázaro por Francisco de Goya, se encuentran los bocetos de algunos cartones, como el conocido con el nombre 'La era o el Verano'. No muy lejos, se encuentran diversos museos donde también podrás ver obras del pintor, como el Museo del Romanticismo, el Museo Thyssen-Bornemisza, y como no el Museo Nacional del Prado, que se podría considerar la sede de Goya en el mundo, ya que acoge importantes joyas como El 3 de mayo en Madrid, La maja desnuda, La maja vestida, El Quitasol, o La Familia de Carlos IV.

Otra parada interesante en nuestra ruta es la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, de la que fue miembro y director, y que alberga una importante colección de pinturas, la mejor después de la del Prado.

No debemos perdernos tampoco la colección del Banco de España, una serie de retratos realizados para el Banco de San Carlos, que representan a Carlos III, a Francisco Javier de Larrumbe, al marqués de Tolosa, al conde de Altamira, a José de Toro y Zambrano y al conde de Cabarrús; el Palacio Real, que da buena cuenta de la vestimenta del rey Carlos IV y la reina María Luisa de Parma, a través de los cuadros que allí se encuentran, o el Palacio de El Pardo donde se exhiben algunos de los tapices más importantes.

Goya vivió en diversas zonas de la capital, una de ellas fue la conocida como Quinta del Sordo, que aunque a día de hoy no queda nada de cómo fue en aquella época, está muy próximo a la Real Basílica de San Francisco El Grande, lugar que también acoge interesantes muestras de su legado.

Y a las afueras de la ciudad, el Parque de El Capricho es otro lugar muy interesante para visitar, si bien porque en aquella época fue punto de encuentro de muchos de los ilustrados en el siglo XVIII, en esta época del año está especialmente bonito, gracias a su paleta de colores.

Por último, aunque la huella de Goya se encuentra representada en otros puntos con placas, o estatuas, no podemos dejar de visitar la Ermita de San Antonio de la Florida, donde reposan los restos del artista aragonés, y donde puede admirarse uno de los frescos más bellos del pintor.

¿Por dónde quieres empezar?

Más información: El Madrid de Goya 

Créditos imagen: El otoño o La vendimia https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Lavendimia_Goya_lou.jpg