Turismo Madrid

Paisajes de otoño

La llegada del otoño, trae también consigo una impresionante paleta de colores, donde los amarillos, los naranjas y los ocres, inundan la región dibujando un agradable paisaje. Pasear se antoja quizá la actividad más apetecible, por lo que esta semana, te sorprendemos con una pequeña selección de parques con encanto, que bien merecen una visita. ¿Nos acompañas?

El Retiro 
Comenzamos nuestro recorrido por Madrid, aquí se encuentra uno de los parques más emblemáticos de la capital, visita obligada para turistas y madrileños que quieren disfrutar del aire puro en pleno corazón de la ciudad. Alquila una barca en su Estanque Grande, recorre la zona descubriendo sus pabellones donde podrás acceder a diferentes exposiciones como en el Palacio de Cristal o el Palacio de Velázquez, o simplemente déjate llevar por sus caminos encontrando a tu paso esculturas, estatuas y fuentes.

Campo del Moro 
Seguimos en Madrid y nos dirigimos a este espacio verde, ubicado entre el río Manzanares y el Palacio Real, que en su día fue escenario de cacerías y de torneos, así como de lugar de paso hacia la Casa de Campo. No se convirtió en jardín hasta el reinado de Isabel II, época en la que se diseñó el parque más o menos como lo conocemos ahora y se instalaron las fuentes de los Tritones. Los jardines albergan unas 70 especies arbóreas, algunas de ellas con una antigüedad de 170 años. Gracias a su desnivel, desde el jardín se obtiene una de las mejores perspectivas del Palacio Real.

Parque El Capricho de la Alameda de Osuna 
Aunque hay mucho más, terminamos nuestra ruta de jardines en la capital por 'El Capricho de la Alameda de Osuna', uno de los parques más bellos de Madrid, creado en 1784 por los Duques de Osuna, concretamente por la duquesa doña María Josefa de la Soledad Alonso Pimentel, que consiguió crear un auténtico paraíso natural que frecuentaron las personalidades más ilustres de la época y en el que trabajaron los artistas, jardineros y escenógrafos con más prestigio. Después de la muerte de la duquesa comenzó su declive, que finalizó en 1999 cuando el Ayuntamiento lo adquirió.

El paisaje y los paisajes de Aranjuez 
Nos vamos ahora hasta Aranjuez, cuya ubicación entre los ríos Tajo y Jarama, conforma los ejes del Paisaje Cultural de la localidad declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en Helsinki el 14 de diciembre de 2001. Por un lado destaca el paisaje del agua, por otro las huertas y sotos, y por último los jardines, que incluyen varias zonas históricas que rodean el Palacio Real de Aranjuez, como el jardín del Parterre, el de la Isla, el del Príncipe, el de Rey o el de Isabel II.  

El castañar de las Rozas de Puerto Real 
En el municipio del mismo nombre, se encuentra el castañar más grande de la Comunidad de Madrid. Gracias al relieve montañoso de la zona, que favorece la existencia de esta especie así como de pinos, robles, pastos y monte bajo, convierte esta zona en el lugar idóneo para practicar actividades de senderismo y rutas en bicicleta. 

Bosque de La Herrería 
Nos dirigimos ahora a la localidad de San Lorenzo de El Escorial, para descubrir otra zona de extraordinaria belleza, otra más de las que se esconden en nuestra región. Hablamos del Bosque de La Herrería, que junto con el Pinar de Abantos invitan a pasear por la zona en cualquier época del año, pero quizá aún más en primavera y otoño. Las mejores vistas se obtienen desde el jardín de los Frailes ubicado en el Monasterio, o desde el mirador de la Silla de Felipe II.  

Laguna de los Pájaros 
Desde San Lorenzo a Peñalara para acceder a esta laguna de aguas cristalinas a la que se accede a través de una ruta que comienza en el Puerto de Cotos, y que nos llevará hasta el "Mirador de la Gitana", desde donde divisaremos "Cuerda Larga", pasando por el arroyo de Peñalara.

El bosque de Finlandia 
Ahora recorremos en la localidad madrileña de Rascafría este bosque, que recibe su nombre por su similitud con los bosques finlandeses. Se accede fácilmente a través del Puente del Perdón, al que se llega por el conocido como camino del papel, y aunque siempre decimos que es una zona preciosa en cualquier época del año, la variedad de colores de sus abetos, chopos, abedules y otras especies arbóreas, hacen que sea más impresionante en primavera y en otoño. 

El abedular de Canencia 
En Canencia, y gracias al carácter montañoso de la zona, se encuentra un abedular único en el que algunas especies han sido catalogadas por la Comunidad de Madrid como 'Árboles Singulares'. Podrás recorrer la zona gracias a una ruta que pasa por el mirador de la Chorrera de Mojonavalle, otro paraje de singular belleza que alberga un impresionante salto de agua. 

Robledales del Lozoya 
Continuamos en el Valle del Lozoya descubriendo esta zona, que gracias a la riqueza de su flora y fauna, así como de su estructura geológica, presenta una singular belleza. Se puede recorrer a través de rutas de mediana dificultad, que discurren por las localidades de Lozoya, Navarredonda y San Mamés, Gargantilla del Lozoya y Pinilla de Buitrago.

El Hayedo de Montejo 
A los pies de la Sierra del Ayllón, se encuentra este Espacio Natural Protegido, declarado Sitio Natural de Interés Nacional en 1974 y Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO el 7 de julio de 2017. Este singular bosque es una antigua dehesa de hayas, robles albares, que se puede visitar durante todo el año previa reserva

Robledal de La Hiruela 
Terminamos nuestra breve ruta en esta zona, muy próxima al Hayedo de Montejo, en la localidad de La Hiruela. Los amantes del senderismo disfrutarán como nunca, ya que pueden recorrer la zona gracias a las diferentes sendas. Parada obligada es su robledal, que aloja las carboneras donde antiguamente se fabricaba el carbón vegetal. 

¿Qué espacio es tu favorito?

Más información: Parques y jardines 

Créditos imagen: El Capricho ©Hugo Fernández · Comunidad de Madrid