Turismo Madrid

Miradores de Madrid

La capital tiene muchos lugares idóneos donde contemplar unas vistas únicas de la ciudad. Imágenes para ser recordadas e inmortalizadas, en edificios históricos o zonas representativas, desde las que se avistan los tejados y la estructura del Madrid más antiguo y del más moderno y cosmopolita con su skyline, con el contraste de fondo de la sierra al norte o de las vegas del sur de la región.

Las impresionantes vistas que tenemos de Madrid, que a lo largo de la historia los grandes maestros de la pintura han plasmado, están disponibles a nuestros ojos y sentidos para ser disfrutados, vamos a repasar aquellos lugares que bien merecen una visita.

Comenzamos el recorrido en el Templo de Debod, se trata de un templo egipcio, dedicado a los dioses Isis y Amón, regalado por Egipto a la ciudad de Madrid. Desde este emplazamiento único se pueden observar unas vistas espectaculares de la Casa de Campo, el Palacio Real y la Catedral de la Almudena, recomendamos sobre todo la imagen con la puesta de sol.

Siguiendo por el parque del Oeste llegamos al Teleférico, que cruza desde este punto a la Casa de Campo, donde en movimiento tenemos a vista de pájaro, edificios como la Torre de Madrid, el Edificio España, el Palacio Real y la Catedral de la Almudena en diferentes perspectivas, y de fondo uno de los pulmones de Madrid, donde termina el trayecto.

Nuestro siguiente lugar recomendado es el Faro de la Moncloa, construido en 1992, en el corazón de la Ciudad Universitaria de Madrid. Se accede a su mirador a través del ascensor panorámico, para disfrutar de unas vistas espectaculares de la Gran Vía, la Plaza de España, el Edifico de Telefónica, Circulo de Bellas Artes, el Madrid Financiero con las cuatro Torres, y al fondo la Sierra de Guadarrama.

No todos los días, se puede visitar la cúpula de la Catedral de la Almudena pero merece la pena cuando está abierto y no hay celebración de culto (consultar horarios). Desde allí arriba tenemos una visión completa y panorámica de Madrid, sobre todo la zona sur, el vecino Teatro Real, la Casa de Campo y el Madrid más castizo con las Vistillas de fondo.

En plena Gran Vía y en una de sus plazas mas conocidas, tenemos el mirador del Gourmet Experience Gran Vía, en la planta novena del centro comercial El Corte Inglés, donde tenemos una visión perfecta de la Gran Vía hasta Plaza de España, y desde otra perspectiva el Edificio España y la Torre de Madrid, por no citar el emblemático edificio Carrión con su cinematográfica esquina.

Volviendo hacia el centro, nuestra siguiente recomendación es la Azotea del Circulo de Bellas Artes, situada en pleno centro, concretamente en la calle Alcalá, frente a la Gran Vía, donde podemos disfrutar de una de las imágenes mas identificativas de la arquitectura de Madrid, el Edificio Metrópolis, tantas veces inmortalizado en películas, fotografías y lienzos. Merece la pena las vistas del Palacio de Cibeles y el Instituto Cervantes.

Siguiente punto recomendado es el mirador del Palacio de Cibeles, actual sede del Ayuntamiento de la capital que, situado en la planta octava del edificio, ofrece vistas panorámicas de 360 grados sobre la ciudad, el Parque del Retiro, Torrespaña hacia el noreste; hacia el norte el Madrid Financiero, con la Torre de Colón, Torre Picasso y al fondo las cuatro Torres; hacia el sur, el Paseo del Arte con los museos, la estación de Atocha y hacia el oeste la calle Alcalá y Gran Vía.

La terraza del Museo Reina Sofía es la siguiente recomendada, donde poder disfrutar de unas vistas tranquilas de Madrid, al mismo tiempo que podemos tomar algún refrigerio, en un ambiente cultural único de una de las pinacotecas más valoradas tanto artística como estéticamente.

Al este de la capital, terminamos nuestro recorrido en el conocido parque Cerro del Tío Pío, llamado popularmente 'de las Siete Tetas', desde donde se dice que se disfrutan las mejores vistas de Madrid, gracias a las diferentes alturas y pendientes, que junto a sus cuidados paseos arbolados, dibujan unas imágenes muy visitadas. Al atardecer en las noches de verano, se convierte en punto de encuentro de amigos y familias.

Créditos imagen: Templo de Debod ©Comunidad de Madrid