Turismo Madrid

Monasterio Escorial © Comunidad de Madrid

San Lorenzo de El Escorial, enclavado en plena Sierra de Guadarrama, fue residencia real veraniega a medio camino entre Madrid y La Granja de San Ildefonso. Gracias a ello, presenta una gran cantidad de monumentos de dicha época, que hoy en día ha sido reconvertidos danto lugar a una ciudad llena de encanto, ambiente cultural y opciones de ocio.

Por su belleza, San Lorenzo de El Escorial junto a Aranjuez y Alcalá de Henares están recogidas en el programa de Patrimonio Mundial de la Comunidad de Madrid.

Un lugar con historia

Felipe II fijó el emplazamiento del conjunto a finales de 1562 para conmemorar la Batalla de San Quintín, según proyectos de Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera. El Monasterio y Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial fue declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1984.

Comienza la visita en el Monasterio y su entorno

de visita a san lorenzo de el escorial

El Monasterio es un lugar de impresionantes dimensiones y de gran valor. Destaca la Basílica monumental, el Panteón Real donde se encuentran enterrados monarcas españoles de las casas de Austria y Borbón, el Panteón de los Infantes, las Salas Capitulares, la Biblioteca y los patios, que no podían faltar en una Residencia de verano digna de reyes.

Aunque en la basílica se encuentran dos monumentos funerarios, dedicados a las familias de Carlos I y Felipe II, los restos mortales de los monarcas están en el Panteón de los Reyes, situado bajo el presbiterio de la basílica en una capilla circular. Los demás miembros de la familia Real son enterrados en el Panteón de los Infantes.

La decoración del Monasterio y de los elementos que lo componen fue encargada a algunos de los artistas más destacados de la época. La puedes visitar en el Museo de Arquitectura y Pintura, en la que encontrarás una importante colección de pinturas de El Greco, Tiziano, Ribera, Luca Giordano, Zuccaro, Tintoretto, Veronés, Velázquez, El Bosco o Zurbarán y también esculturas de Monegro, Bernini y Cellini.

Este Conjunto Histórico-Artístico se completa con la Casa de los Oficios, la Casa de los Infantes y la Casa de la Reina, el Real Coliseo de Carlos III  y la Casita del Infante y los Jardines Históricos  de alto valor botánico.

jardines

Su trazado urbano, fue enriqueciéndose gracias a que aristócratas y burgueses de la capital levantaron aquí sus residencias de verano. Se trata, en definitiva, de una elegante población de rico patrimonio monumental rodeada de montañas y bosques. Casas y palacetes se pliegan a un urbanismo racionalista que perpetúa la simetría del Monasterio. El Palacio del Marqués de Campo Villar, la Casa del Duque de Medinaceli o la Casa de las Columnas son algunas bellas muestras.

Naturaleza, más allá del Monasterio

Por su singularidad, la visita a San Lorenzo de El Escorial no debe hacerse sin haber disfrutado de las maravillas que la naturaleza esconde en lugares tan bellos como La Herrería y el Pinar de Abantos. Sus valores naturales y su carácter excepcional, provocaron las declaraciones de Paisaje Pintoresco en el caso del Pinar de Abantos y, de Bosque de especial interés ecológico en el caso de la Herrería, lo que garantiza su protección y conservación para las futuras generaciones.

vista de un monte

Igualmente merecen contemplarse y ser acogidos por las sombras de los magníficos ejemplares arbóreos que se encuentran en plazas y jardines de San Lorenzo de El Escorial.Entornos, todos ellos, accesibles al visitante y que sin duda harán de su visita un encuentro memorable con la naturaleza.

Un lugar donde descansaba un rey

Escorial Silla

La Silla de Felipe II se encuentra a unos dos kilómetros y medio del municipio. Se dice, que desde este observatorio natural el monarca contemplaba el desarrollo de las obras del Monasterio. Algunos expertos aseguran que estos asientos de granito, para el rey y dos acompañantes, son restos de un milenario altar celtíbero.

Desde aquí puedes percibir que el Monasterio tiene forma de parrilla invertida, en homenaje a San Lorenzo, que fue martirizado en una de ellas allá por el año 258.

Si se te despierta el apetito...

En San Lorenzo de El Escorial también puedes saborear la auténtica cocina madrileña y serrana. Caracoles, tortilla de patatas y embutidos servirán de aperitivo. El cocido madrileño (garbanzos, carnes y verduras), los callos y las sopas de ajo, hunden sus raíces en la más pura tradición castellana.

plazuela de terrazas de noche

Por su parte, entre los segundos, la ternera de la sierra de Guadarrama se sirve a la brasa, mientras que el cordero y el cochinillo se prepara al horno. Besugo y bacalao son los pescados preferidos de la zona centro. Y de postre, las típicas bizcotelas de chocolate.

Esta variada gastronomía, podrá degustarse en los restaurantes, bares, cafeterías y terrazas que inundan las calles y plazuelas de esta localidad.

Si quieres alojarte, San Lorenzo de El Escorial cuenta con una rica y variada tradición hotelera.

¿Qué hacer entre palacios?

euroforum

A lo largo del año y de manera continuada pueden verse exposiciones de gran interés artístico y cultural. Las actuaciones musicales, de teatro y danza en el Teatro Auditorio, son un referente para los amantes de las artes.

No olvides visitar el Centro de Interpretación donde te mostrarán los aspectos más representativos de la historia, naturaleza y cultura de San Lorenzo; y el Museo de Carruajes, donde te sentirás viajero de otra época.

Puedes sumarte al pueblo en la Romería de la Virgen de Gracia, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, o en la Travesía de las Cumbres Escurialenses, un fantástico recorrido de aproximadamente 22 kilómetros por las cuatro cumbres que rodean El Escorial.

Para los amantes del Golf, San Lorenzo ofrece el privilegio de practicarlo rodeado de este espectacular entorno.

golf en el escorial

El Valle de los Caídos

valle caidos

Situado a unos pocos kilómetros del núcleo urbano de San Lorenzo de El Escorial, se ubica el Valle de los Caídos. Presenta una basílica excavada en la roca con una longitud de 262 m. y una altura máxima de 41 m. Sobre ésta, se encuentra la cruz de 150 m. de altura (construida de hormigón y granito), que es visible desde varios kilómetros a la redonda.

Más información: Turismo San Lorenzo