Turismo Madrid

Plaza Mayor Navalcarnero © Comunidad de Madrid

Que Navalcarnero es Tierra de Vinos es por todos conocido. No te marches de allí sin probarlos.

Cuevas

Según el Catastro de Ensenada, en 1753 había en la villa de Navalcarnero 139 cuevas y según cuentan los vecinos podía atravesarse el pueblo de un lado al otro, sin salir a la calle. Prácticamente todos los vecinos poseían una, puesto que se construyeron con la finalidad de utilizarlas como despensa y bodega, pues al ser un pueblo agrícola, casi todo el mundo hacía su propio vino.

Algunas se han hundido de forma natural con el paso del tiempo, mientras que otras han sido acondicionadas han sido rehabilitadas y acondicionadas como restaurantes y otros. Así, por ejemplo, el Museo del Vino y el Centro de Interpretación cuentan con sus propias cuevas a través de las cuales podrás conocer los secretos que se esconden bajo el suelo de Navalcarnero. Por su parte, el  Ayuntamiento ha rehabilitado la Cueva del Concejo, que se halla bajo la Plaza de Segovia.

Museo del Vino

Detenerte en el Museo del Vino. Encontrarás desde elementos materiales relacionados con la elaboración del vino hasta curiosidades poco conocidas.

El museo, instalado en una antigua bodega-cueva del siglo XIX, se localiza en la plaza de Alonso de Arreo, uno de los paisanos más famosos, que se sumó con veinte hombres armados a la revuelta de los comuneros. Este acontecimiento ha sido inmortalizado por Alberto Pirrongelli con una gran pintura mural.

Centro de Interpetración

Finalmente, no olvides que recientemente hemos inaugurado el Centro de Interpretación de Navalcarnero con el fin de hacer más rica la experiencia turística. Está ubicado en una casa de labranza, que ha sido rehabilitada y que conserva perfectamente la estructura tradicional, contando con espacios bien definidos tales como la vivienda, la bodega, el patio, la cuadra o la cueva.

Madrid Rutas del Vino

Disfruta de las Rutas del Vino en Navalcarnero y del sabor de las llamadas “Cuevas del Concejo”, tierra vinícola de Denominación de Origen de Madrid. Incluso se realizan en verano unas “Veladas nocturnas de vino y jazz”, que atrae a una gran multitud de visitantes cada año. Sumado a la “Fiesta de la vendimia”, disponemos de una gran oferta de actividades relacionadas con el vino. ¡No puedes perderte esta experiencia única!

Además, no puedes dejar de visitar las Ermitas de Veracruz y de San Roque, esta última curiosamente erigida por un caballero de la orden de Santiago, cuyo nombre seguramente se deba a las pestes que asolaron la región a finales del siglo XVI. La Ermita de Veracruz, por el contrario, destaca por sus frescos y pinturas murales, que han permanecido intactas desde su realización. Desde donde nos dirigiremos a la plazuela del Mercado, en uno de cuyos laterales se alza la Casa de la Lonja, uno de los mejores ejemplos de casa solariega del siglo XIX que encontrarás en la región.

No puedes perderte la Casa de la Cadena, de la que solo queda una réplica de la portada, erigida en el lugar que fue escenario en que el rey Felipe IV y su sobrina la archiduquesa Mariana de Austria,  pronunciaron sus votos en 1649. Ella estaba a punto de cumplir los 16 y él era viudo y ya tenía 44 años. En la actualidad se conmemora la boda real a finales de agosto o principios de septiembre con un Mercado del Siglo de Oro ¡Que corran los maravedíes!

Estos son solo algunos de los monumentos más importantes que Navalcarnero ofrece a sus visitantes. Pero no te detengas aquí y explora por ti mismo el “museo al aire libre” que es la villa. Sus cuevas, sus casas típicas, sus callejuelas medievales, sus plazas, sus edificios con trampantojos… Esta ciudad no dejará de asombrarte a cada paso.