Turismo Madrid

Plaza Mayor Navalcarnero © Comunidad de Madrid

A continuación te presentamos un recorrido guiado por Navalcarnero. Síguelo y disfruta de sus calles.

Te sugerimos que comiences en la Plaza del Teatro, ya que resulta un lugar bello a la vez que pintoresco. Continuando hacia el centro por la calle Real podrás observar el Monumento a los Encierros, que muestra la importancia de la tradición taurina en esta ciudad.

Cerca del centro se encuentra la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, visible desde casi todos los ángulos de Navalcarnero, declarada Monumento Histórico-Artístico. Si lo tuyo es disfrutar del arte, no puedes perdértela, ya que tiene uno de los retablos barrocos más bellos de la región. En pocas palabras, no encontrarás un ejemplo mejor del Renacimiento temprano en los alrededores de la villa. ¡Piérdete por sus rincones y siente como el tiempo parece detenerse!

Junto a ella se abre la Plaza de Segovia, el espacio más transitado desde que la villa se creó. Aquí la actividad de los paisanos no difiere mucho de cómo sería en el siglo XVI. Detente un momento entre los pórticos, tómate un vino de la zona y comprenderás a qué nos referimos.

Y si te gusta la artesanía, intenta pasarte el segundo domingo de cada mes (excepto julio y agosto), para aprovechar el mercado de artesanía que se celebra en la plaza.

También te recomendamos que visites la Iglesia de San José, de pequeñas dimensiones pero extraordinaria. Así como la Plaza del Pozo Concejo, un nuevo espacio público de esparcimiento, bello lugar para el encuentro y la convivencia tanto de los vecinos como de los visitantes. Lo moderno se mezcla con lo tradicional en estos rincones.

Además, no puedes dejar de visitar las Ermitas de Veracruz y de San Roque, esta última curiosamente erigida por un caballero de la orden de Santiago, cuyo nombre seguramente se deba a las pestes que asolaron la región a finales del siglo XVI. La Ermita de Veracruz, por el contrario, destaca por sus frescos y pinturas murales, que han permanecido intactas desde su realización. Desde donde nos dirigiremos a la plazuela del Mercado, en uno de cuyos laterales se alza la Casa de la Lonja, uno de los mejores ejemplos de casa solariega del siglo XIX que encontrarás en la región.

No puedes perderte la Casa de la Cadena, de la que solo queda una réplica de la portada, erigida en el lugar que fue escenario en que el rey Felipe IV y su sobrina la archiduquesa Mariana de Austria,  pronunciaron sus votos en 1649. Ella estaba a punto de cumplir los 16 y el era viudo y ya tenía 44 años. En la actualidad se conmemora la boda real a finales de agosto o principios de septiembre con un Mercado del Siglo de Oro ¡Que corran los maravedíes! .

Estos son solo algunos de los monumentos más importantes que Navalcarnero ofrece a sus visitantes. Pero no te detengas aquí y explora por ti mismo el “museo al aire libre” que es la villa. Sus cuevas, sus casas típicas, sus callejuelas medievales, sus plazas, sus edificios con trampantojos… Esta ciudad no dejará de asombrarte a cada paso.