Turismo Madrid

Jardines

LOS JARDINES

Considerados los más bellos de su época, han servido de inspiración a artistas como el compositor Joaquín Rodrigo o el pintor Santiago Rusiñol. 

Son varios los jardines históricos que rodean al Palacio Real de Aranjuez, cada uno representativo de un tipo de un estilo según la época y el gusto del monarca que ordenó su creación. 

Jardín del Príncipe

Es una pieza única entre los jardines españoles. Capricho de Carlos IV cuando aún era Príncipe de Asturias, fue creado siguiendo el modelo paisajista que dominaba en el resto de Europa. Es el más grande de Aranjuez y alberga el Museo de Falúas y la Real Casa del Labrador.

En su interior podremos contemplar fuentes esculpidas en mármol de Carrara, como las de Narciso, Apolo, Neptuno montado en su carruaje tirado por caballos marinos o la del Cisne.

Jardines Palacio de Aranjuez CHugo Fernandez Comunidad de Madridd

Jardín de la Isla

Toma su nombre de su ubicación, pues se encuentra en una isla que forma el río Tajo. Es una muestra única de jardín renacentista español y fue ordenado por Felipe II.

La isla es una amplia zona verde que alberga cantidad de árboles, anchas avenidas y varias fuentes de piedra y mármol representando figuras y escenas mitológicas. Destaca por las fuentes decorativas que se encuentran en sus paseos. También sobresale la Cascada de las Castañuelas, así denominada por el ruido que produce el agua al pasar por huecos y protuberancias 

Jardín del Parterre

Situado en la fachada este del Palacio Real, su diseño responde al tipo de jardín inglesado bajo y el emplazamiento de sus fuentes data de la época de Fernando VII.

La entrada principal está flaqueada por dos garitas de piedra de estilo Luis XIV. En el interior del jardín destacan tres fuentes. A su izquierda está el pequeño Jardín de las Estatuas, llamado así por estar rodeado de catorce bustos de emperadores romanos y personajes de la época clásica.

Jardín del Rey

Aunque no es visitable, se puede ver por completo desde el Jardín del Parterre. Originalmente fue ideado con la idea de un jardín cerrado que únicamente fuera visible desde las habitaciones del palacio.

Jardín de Isabel II

Conocido también como Jardín de la Princesita, fue ideado para rellenar un pequeño terreno sin utilizar de tal forma que fuera visible desde el palacio. Años después, se colocó una estatua de bronce para conmemorar el ascenso al trono de Isabel II.

 

Créditos Imágenes: 

Jardines de Aranjuez © Philippe Paternolli. Shutterstock

Jardín del Príncipe © Hugo Fernandez. Comunidad de Madrid