Turismo Madrid

Palacio Real de Aranjuez l ©Comunidad de Madrid

Más allá del Palacio y sus jardines, te espera un municipio que vale la pena conocer. Aprovecha tu visita para pasear por sus calles, descubrir otros puntos de interés y degustar la cocina local.

En Aranjuez, también existen otros palacios de uso civil como los Palacios de Godoy y Osuna, el primero famoso porque fue el lugar de inicio del Motín de Aranjuez, o los de Silvela y María Cristina.

Si caminamos hacia el centro de Aranjuez, nos encontramos la Iglesia de San Antonio en la plaza del mismo nombre, que fue muy utilizada por los reyes, debido a la escasa capacidad de la Capilla Real del palacio.

Continúa tu paseo por el casco histórico visitando el Teatro Real, el Mercado de Abastos y la Casa del Gobernador que albergaba las oficinas administrativas del Real Sitio. También merecen la pena las Cocheras de la Reina Madre, el Palacio de Medinaceli, el Hospital de San Carlos, el Convento de San Pascual, las típicas corralas, la Plaza de Toros, la Iglesia de Alpajés, el Cuartel de Pavía, el Parador del Rey, el Ayuntamiento y el Real Cortijo de San Isidro.

Por otro lado, la Casa de Oficios y Caballeros permitía alojar al séquito durante los eventos que se celebraban en la villa y, con el mismo objetivo, fue construida la Casa de Infantes en época de Carlos III.

No te olvides de visitar los puentes sobre el río Tajo (si no los has visitado ya durante tu recorrido por los jardines), y la estación de ferrocarril a la que llegarás si viajas en el famoso Tren de la Fresa.