Iglesia de
San Antonio de los Alemanes
LÍNEA
3
Callao
1624 - 1633 - Barroco - Pedro Sánchez, Francisco Seseña y Juan de Mora
Declarado Bien de Interés Cultural (BIC) el 26 de julio de 1973

La Santa, Pontificia y Real Hermandad del Refugio, junto con iglesia de San Antonio de los Alemanes, antes conocida como San Antonio de los Portugueses, forma parte del conjunto hospitalario fundado por Felipe III en 1604 para atender a los súbditos portugueses residentes en Madrid, si bien la construcción del templo no da comienzo hasta 1624. Avanzado el siglo XVII, tras la separación de Portugal de la corona española, el hospital se destina a la comunidad alemana, circunstancia que justifica la actual denominación del edificio.

Ya en el siglo XVIII, Felipe V destina el hospital y la iglesia a la Hermandad del Refugio, dedicada a prestar ayuda a los más necesitados, actividad que todavía continua llevando a cabo en el presente.

El templo, obra de los arquitectos Pedro Sánchez, Francisco Seseña y Juan de Mora, se configura con una planta elíptica inscrita en un rectángulo. Su interior se encuentra profusamente decorado con frescos con escenas religiosas y arquitecturas fingidas que inundan todo el espacio mural, conformando un ambiente muy efectista y escenográfico. Especialmente significativos son los que ornamentan la cúpula oval, diseñada por Coloma y Miteli, que constituye uno de los ejemplos más importantes de Juan Carreño de Miranda y Francisco de Ricci. Junto a las pinturas sobresale el retablo mayor, realizado a mediados del siglo XVIII por el arquitecto Miguel Fernández y el escultor Francisco Gutiérrez.

En contraposición con este ornato, el exterior de la iglesia se caracteriza por una marcada sobriedad. Sus fábricas, que siguen la tradición madrileña en la combinación de ladrillo rojo en los muros y detalles pétreos en zócalos y ventanas, se decoran con una sencilla portada de granito, a modo de dintel, sobre el que se ubica una hornacina flanqueada por pilastras y coronada por un frontón curvo, que alberga la imagen de San Antonio de Padua con el Niño. Retranqueada sobre la portada, se muestra al exterior el volumen octogonal que envuelve la cúpula oval, cerrado por un chapitel terminado en aguja piramidal con bola y cruz.

Durante el último cuarto del siglo XIX, el exterior es reformado por el arquitecto Antonio Ruiz de Salces, responsable de la construcción del edificio anexo dedicado a albergar las dependencias de la Hermandad y del Colegio de la Purísima Concepción, para dar así uniformidad al conjunto.

La iglesia de San Antonio de los Alemanes cuenta entre sus bienes patrimoniales con un órgano de estilo romántico francés construido en 1923 por la casa organera vasca Eleizgaray & Cía de Azpeitia, que ha sido recientemente restaurado dentro del Plan de Recuperación de Órganos Históricos puesto en marcha por la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid.
Información práctica
De lunes a sábados de 10:30 a 14:00

Entrada 2€

Monumentos más cercanos

Real Oratorio del Caballero de Gracia
C/ del Caballero de Gracia, 5

Sobre un pequeño oratorio del siglo XVII Juan de Villanueva construye en 1781 el Real Oratorio del Caballero de Gracia, que remata Custodio Teodoro Moreno en 1832; si bien su exterior ha sufrido repetidas transformaciones durante el siglo XX. Entre ellas destaca la realizada por Feduchi, con la recuperación de la fachada a la Gran Vía dejando visto el ábside y la cúpula del oratorio.
El templo, de estilo neoclásico, fue declarado Bien de Interés Cultural el 16 de marzo de 1956.
Iglesia del Monasterio de Benedictinas de San Plácido
Calle de San Roque, 9 - 28004 Madrid

Fundado en 1623, no será hasta 1641 cuando comiencen las obras de la iglesia, que diseña y dirige Fray Lorenzo de San Nicolás. El templo tiene planta de cruz latina de una sola nave, que tiende a la centralidad y un amplio crucero cubierto con una gran cúpula encamonada. De su interior destaca el retablo mayor, obra de Pedro de la Torre, que alberga una Anunciación de Claudio Coello.
Fue declarado Bien de Interés Cultural el 27 de septiembre de 1943.
Iglesia de San Martín
C/ Desengaño, 26

La que fuera antigua iglesia del convento de Nuestra Señora de Portacoeli fue construida entre 1640 y 1719, por Juan de Corpa y Eugenio Valenciano. Constituye un ejemplo muy característico de la arquitectura barroca madrileña, con una planta de cruz latina de tres naves, crucero con cúpula, cabecera plana y una portada-retablo de piedra característica de la época.

Fue declarada Bien de Interés Cultural el 19 de octubre de 1995.
Iglesia del convento de Mercedarias de D. Juan de Alarcón
C/ Valverde, 15 c/v C/ Puebla, 1

Fundado gracias al legado de María de Miranda en 1609, constituye uno de los conjuntos conventuales mayores de Madrid. Su iglesia tiene planta de cruz latina, una sola nave, bóveda de cañón con lunetos y cúpula, así como una sencilla fachada barroca con tres arcos de acceso y remate en forma de frontón triangular.
Iglesia de la Buena Dicha
C/ Silva, 21

Reconstruida por Francisco García Nava entre 1914 y 1917, la iglesia tiene su origen en la antigua institución de Nuestra Señora de la Concepción y Buena Dicha, fundada como hospital y cementerio para pobres en 1564, en él fueron atendidos y enterrados algunos héroes del 2 de mayo. Se alza en ladrillo con detalles en piedra, conjugando elementos góticos, mudéjares y nazaritas.

Fue declarada Bien de Interés Cultural el 9 de junio de 1994.