Turismo Madrid

Real Jardín Botánico

Alberga más de 30.000 especies venidas de todo el mundo y desde 1939 es gestionado por el CSIC. Para no perder detalle, sigue alguno de sus itinerarios autoguiados. Su entrada principal se encuentra frente al Museo del Prado, en la plaza de Murillo. 

¿Qué es un jardín botánico?

Los jardines botánicos descienden de los huertos y jardines conventuales de la Edad Media, que evolucionaron durante el Renacimiento para convertirse en jardines universitarios. En la actualidad, existen más de 3.000 jardines botánicos en el mundo. Muchos de ellos conservan auténticas joyas del mundo vegetal y son centros de referencia para el estudio de plantas y hongos.

Los jardines botánicos no sólo conservan numerosas especies vegetales, sino que  también llevan a cabo labores de investigación y la divulgación científica. 

Más de dos siglos y medio de historia

Fundado en 1755 por orden de Fernando VI, originalmente ubicado a orillas del río Manzanares y contaba más de 2000 plantas. Veinte años más tarde el rey Carlos III encargó su trasladado a los arquitectos Juan de Villanueva y Francesco Sabatini a su emplazamiento actual, donde fue inaugurado en el año 1781.

De esa época son las tres terrazas escalonadas, ordenadas según el método de Linneo en el que se encontrarán especies obtenidas en expediciones realizadas a América y al Pacífico, que hoy encontrarás en su interior.

En la actualidad el jardín es un centro de investigación del Consejo Superior de Investigaciones científicas y se han incluido especies europeas.

La Colección de Bonsáis

Entre las especies que alberga se encuentran las camelias, las dalias, los lirios, las magnolias o las rosas de su rosaleda. Sin embargo, una de las más curiosas colecciones es la de bonsáis (árboles en miniatura).

Donada en 1996 por el antiguo presidente del gobierno D. Felipe González Márquez, desde 2005 se exhibe en la Terraza de los Laureles. Se considera el conjunto más importante de especies autóctonas ibéricas con 61 ejemplares ( tejo, sabina negra y albar, acebuche, alcornoque, encina, haya, lentisco, boj, majuelo y olmo entre otros) y también cuenta con especies procedentes de Japón, China, Canadá y Sudamérica, algunos de los cuales han sido preparados por destacados maestros japoneses del bonsái y regalados por jefes de Estado y de gobierno.

Planifica tu visita

El Real Jardín Botánico es una caja de sorpresas llena de hermosos rincones, un lugar ideal para alejarse del ruido y disfrutar de la naturaleza y de la calma. Si has pasado unas horas en el aledaño Museo del Prado, el Botánico es el contrapunto perfecto para reposar. Combinar los dos es una gran idea.

No obstante, las posibilidades que ofrece el jardín son muchas y variadas. En su página web encontrarás multitud de sugerencias para planificar tu visita, conocer el estado del Jardín mes a mes o elegir entre las diversas actividades que te proponen o mediante itinerarios autoguiados de nombres tan sugerentes como: “plantas en el Quijote”, “plantas aromáticas”, “árboles singulares” o “expediciones científicas”, entre otros.

Dirección: Plaza de Murillo 2 (junto al Museo del Prado)

 

Más información: Real Jardín Botánico