Turismo Madrid

Turismo Madrid. San Martín de la Vega

 En la margen derecha del curso del río Jarama descansa este municipio conocido por el famoso Parque Warner, que sin embargo ofrece mucho más: su tradicional casco antiguo, su iglesia del SXVI o el Parque Tierno Galván, entre otros.

Los restos arqueológicos encontrados en las tierras de San Martín de la Vega demuestran la presencia humana desde las épocas prehistórica, romana, visigoda y árabe. En un documento de 1239, la localidad ya figura como San Martín y en el siglo XV se le añadió “de la Vega del Jarama”, término que posteriormente quedó acortado a “de la Vega”. La Reconquista hizo que el municipio quedara bajo la jurisdicción de la Ciudad de Segovia y en 1442 vivió una gran repoblación. En 1480, los Reyes Católicos concedieron a San Martín el título de Villa con jurisdicción propia. El término municipal fue objeto de varios pleitos. La Guerra Civil española afectó a la población pues en la zona tuvo lugar una de las batallas más importantes de la contienda, que, además, ha dejado restos que todavía son visibles.

El principal cauce de agua en San Martín de la Vega es el río Jarama, aunque también hay cuatro arroyos, un embalse y la Real Acequia del Jarama. La vegetación predominante está formada por monte bajo y encinares, si bien también se pueden observar olivares, vegetación de ribera y pinos. Aproximadamente el 80% del término municipal está incluido en el Parque Regional del Sureste, lo que le hace albergar especies animales y vegetales de excepcional valor.

Las principales actividades de los habitantes de San Martín de la Vega están relacionadas con la agricultura, la ganadería, la industria y los servicios. La rica vega se aprovechaba para cultivar hortalizas y productos de regadío aunque en el municipio también había viñedos y olivares. En cuanto a la presencia ganadera, se criaban vacas, ovejas, cerdos y varias vías pecuarias discurren por el término.

La actividad económica municipal tuvo su influencia en el desarrollo urbano. El casco antiguo todavía hoy mantiene la estructura tradicional de los pueblos castellanos con presencia de dependencias agropecuarias y viviendas de tipo rural. Alrededor de este núcleo fueron surgiendo otras edificaciones cuyo número ha aumentado considerablemente desde el siglo XX. Este hecho ha sido uno de los precursores del desarrollo económico de San Martín de la Vega, que también ha vivido un incremento del sector servicios para atender la demanda turística. Además en 2002, se puso en marcha un parque temático y de ocio que atrae a miles de visitantes al año y provocó un nuevo desarrollo de la localidad.

San Martín de la Vega también ofrece muestras de patrimonio artístico. Una de ellas es la Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora, declarada Bien de interés Cultural y construida en varias fases que comenzaron en el siglo XVI Presenta una única nave y los elementos más destacados son la torre de ladrillo con planta cuadrada y, dentro de la Iglesia, la Capilla de la Virgen del Rosario.

La Casa-Palacio de Gózquez de Arriba –incluida en el sistema de conjuntos y elementos conexos con el Monasterio del Escorial- es un edificio agropecuario mandado levantar por Felipe II. La construcción es de aparejo toledano y presenta un gran patio central y un conjunto de galerías dedicadas a la elaboración de vino.

Para disfrutar de otras muestras patrimoniales es recomendable pasear por las calles de San Martín de la Vega y observar, por ejemplo, la Plaza de la Fuente que, como su nombre indica, alberga una fuente del siglo XIX construida en piedra. Junto a ella se ha descubierto un antiguo abrevadero de ganado.

Más información: Conoce San Martín de la Vega