Turismo Madrid

Turismo Madrid. Enoturismo

El enoturismo tiene como función desarrollar, fortalecer y gestionar la riqueza vitivinícola de una zona, estando relacionado con el turismo gastronómico y cultural. Si quieres conocer los secretos del vino, visita alguna de nuestras bodegas visitables o sigue alguna de los itinerarios culturales del vino que aquí te proponemos.

Para el cultivo de la vid, es necesario llevar a cabo una compleja tarea, tarea que llevan a cabo bodegueros, agrónomos, recolectores, enólogos y toneleros, que gracias a su esfuerzo somos capaces de disfrutar de la labor de su trabajo.

Es cada día más habitual que los visitantes y aficionados del vino hagan visitas por las distintas bodegas pertenecientes a nuestra comunidad. La visita implica conocer la arquitectura del lugar así como el proceso de elaboración del vino y por último una agradable degustación.

ENOTURISMO EN MADRID: una experiencia para todos los sentidos

Madrid empieza a destacar como destino ideal para el enoturismo. Además es la única capital europea que cuenta con una Denominación de Origen propia –Vinos de Madrid-.

A menos de una hora, encontramos una gran variedad de paisajes, bodegas y experiencias alrededor del vino.
Porque conocer el vino desde sus raíces es sumergirse en la cultura y formas de vida de un territorio y sus habitantes. Y Madrid tiene mucho que ofrecer.

La historia de Madrid es la historia de su suelo, de su agricultura y sus viñedos en los que se combina tradición y vanguardia en las formas de producción, con el factor común de la calidad de sus vinos: tan ricos y variados en matices, aromas y sabores.

Y la historia de los vinos de Madrid no se entiende sin sus pueblos, su patrimonio, sus costumbres, sus tradiciones y su gastronomía.

Descubre los mejores rincones y los secretos mejor guardados de la región madrileña, disfruta de los sabores de Madrid, llénate de su cultura, comparte sensaciones con su gente. Vive el Madrid más auténtico a través de las Rutas del Vino de Madrid.

Los Paisajes del Vino

Los paisajes del Vino de Madrid nos trasladan a un pasado de tradiciones agrarias porque el paisaje actual está modelado y es fruto del trabajo de los agricultores que se asentaron en tierras madrileñas.

Las viñas que cultivaron y que constituían su sustento económico, han sido testigos de importantes acontecimientos históricos y también de las vidas anónimas de nuestros antepasados madrileños que han ido tejiendo la cultura y tradiciones más arraigadas en nuestra región.

En la zona de Arganda, tenemos uno de los mejores ejemplos de paisaje cultural en un enclave único, Aranjuez, con su arquitectura rural, resultado de la interacción de la naturaleza y el ser humano. Regada por los ríos Tajuña y Henares, es tierra de huertas y cultivos que llenaron la despensa de la corte de los Reyes de España en los s. XVIII y XIX.

Importante valor paisajístico tiene también el área de Navalcarnero, tierra de campiñas y vegas, con sus llanuras características cortadas de norte a sur por el río Guadarrama.

Nada que ver con la zona de San Martín de Valdeiglesias, más accidentada y montañosa por influencia de la cercanía del Sistema Central. Dehesas, montes y pinares definen su paisaje de gran valor natural.

Rutas del Vino

Contamos con  20 bodegas adscritas a la D.O. (Denominación de Origen) que se encuentran repartidas a lo largo de toda la región en tres secciones, Arganda, Navalcarnero y San Martín de Valdeiglesias. Pincha aquí para conocer las bodegas.

Tomando como base estas bodegas, el portal Madrid Enoturismo te propone una serie de interesantes itinerarios, que te ofrecen la oportunidad de participar en un proyecto colectivo, conocer el proceso de elaboración del vino, así como relacionarte e intercambiar opiniones con otros aficionados y profesionales, con el objetivo de crear una comunidad abierta para todos.  Esta iniciativa nace con el afán de enseñar a los visitantes, tanto españoles como extranjeros, los secretos de este arte tan apreciado por muchos.

En primer lugar, encontramos una ruta denominada “La llegada del Imperio Romano” que se extiende desde Alcalá de Henares hasta Titulcia y cuenta con tres bodegas repartidas a lo largo del camino: Orusco, Tagonius y Villabayona.

Seguimos con “El valle de las iglesias y el legado de Císter”, aquí encontramos una ruta más larga que tiene su inicio en Pelayos de la Presa para concluir en Villa del Prado, con bodegas visitables como Bernabeleva, Las moradas, Luis Saavedra y Valleyglesias.

La siguiente ruta parte desde Villarejo de Salvanes para terminar en Castillo de Oreja, es la llamada “El Tajo y los vinos de la orden de Santiago”, teniendo oportunidad de visitar las bodegas de Andrés Morate, Jesús Figueroa, Jesús Díaz, Pedro García y Solera.

“Camino de Reyes” realiza un recorrido menor, desde Navalcarnero hasta Aranjuez, pasando por bodegas como El Real Cortijo, Ricardo Benito y Andrés Regajal para sentirnos como verdaderos reyes.

Si eso nos sabe a poco, podemos pasar a visitar las bodegas de Pablo Morate y El Señorío de Val Azul en la ruta de “Las crónicas de Francisco de Goya”, que tiene su inicio en Vega del Jarama y su fin en Valdelaguna.

Para finalizar, en la ruta de los “Los tiempos del Ferrocarril”, de Madrid hasta Pozuelo del Rey, podrás las bodegas de Castejón, Gonsalbez Orti, Tagonius y Vinícola de Arganda.

Más información en Madrid Enoturismo

 

Créditos imagen: Comunidad de Madrid