Turismo Madrid

Madrid en tres días

Sugerencia Antes de empezar: Si es día de partido aprovecha y siente el fútbol.

Día 1

10-12 horas. ¡No importa cuáles sean los colores de tu equipo! Si eres un apasionado del fútbol y vienes a Madrid no puedes perderte el Tour del estadio Santiago Bernabéu y la visita a la sala de trofeos del Real Madrid ni tampoco el Wanda Metropolitano Tour recorriendo los rincones de un estadio impresionante.

12-14 horas. Dirígete por el Paseo de la Castellana hasta Colón. Pasea por la Plaza del Descubrimiento, descubre la calle Serrano, una de las más exclusivas de la capital, o visita el museo Arqueológico Nacional, que cuenta con una reproducción de las Cuevas de Altamira.

14-16 horas. Es hora de comer en uno de los muchos restaurantes y tabernas del barrio y después echar una siesta y recuperar fuerzas.

16-20 horas. La tarde la dedicamos a las compras por el barrio de Salamanca. En apenas 1km², nos encontraremos con la Milla de Oro: la meca del lujo, la moda y el glamour en Madrid. Las primeras firmas de moda nacional e internacional te ayudarán a llenar tu armario con las últimas tendencias y a buscar la ropa adecuada para destacar en la noche madrileña.

20-21 horas. ¡Tapea por el barrio! Descubre los pinchos de tortilla de patata, saborea las cremosas croquetas, disfruta con una ración de jamón ibérico y riégalo con una caña fresquita o con un buen vino. Ya estamos listos para la noche madrileña. Dirígete a la zona de Alonso Martínez, Malasaña o Chueca. Después prolonga la noche en las discotecas de la capital que abren hasta altas horas de la madrugada.

Día 2

10-16 horas. La cultura es la protagonista de la mañana. Visitamos el museo Thyssen-Bornemisza con casi mil obras expuestas de grandes artistas que van desde el siglo XIII hasta el XX. El resto de la mañana la dedicamos a fotografiar la Fuente de Cibeles, recorrer las calles del centro y la Gran Vía en busca del algún souvenir, pasear por la calle Alcalá, inmortalizar el Oso y el Madroño en la Puerta del Sol, comer un bocata de calamares en la Plaza Mayor y tapear en el Mercado de San Miguel.

16-21 horas. Tras una exquisita comida en alguno de los muchos restaurantes de comida casera del Madrid de los Austrias, reposamos tomando un café en la Plaza de Oriente. Después, la majestuosidad del Palacio Real y de la Catedral de la Almudena, el frescor de los Jardines de Sabatini y la tranquilidad de un atardecer en el Templo de Debod marcan esta tarde que cierra de la mejor de las maneras posibles: Déjate llevar en alguno de los musicales que alberga la Gran Vía, el 'Broadway' madrileño.

Día 3

9-16 horas. Situado a poco más de 30km de la capital, se encuentra Alcalá de Henares, destino de nuestro último día en la Comunidad de Madrid. No debes dejar de visitar su Universidad, pero tampoco su calle Mayor, sus murallas, el museo Casa Natal de Cervantes o contemplar el vuelo de sus cigüeñas. Toda una mañana, desde las 10 hasta las 12 horas, para vivir la cuna cervantina. Tapea en el centro de la ciudad o degusta la cocina de la zona en el Parador Hostería del Estudiante, ubicado en un antiguo colegio-convento del siglo XVII.

16-18 horas. De vuelta en la capital, nos tomamos un descanso en el parque del Retiro. Unas fotos en el lago o en el Palacio de Cristal son imprescindibles. ¿Sabías que hay una estatua dedicada al diablo en este parque? Descúbrela. Es la única en el mundo dedicada al príncipe de las Tinieblas.

18-21 horas. Y ¿Qué mejor plan que pasar las últimas horas en la ciudad entre tiendas? Puedes hacerlo en las distintas zonas comerciales de la capital o bien visitar alguno de los centros comerciales y outlets que hay a escasos kilómetros de Madrid: el centro Plaza Norte, Xanadú o Las Rozas Village son algunas de las opciones.