Turismo Madrid

Turismo Madrid. Parque y Ermita de San Isidro

Esta semana os proponemos conocer el segundo espacio verde más grande ubicado en el castizo distrito de Carabanchel: el Parque de San Isidro. Hasta allí nos vamos para recorrer sus jardines, y como no, su ermita, dedicada al patrón de la ciudad 'San Isidro Labrador'. ¡Comenzamos!

Ubicada en el número 74 del Paseo de la Ermita del Santo, se encuentra el Parque de San Isidro, un amplio espacio verde, que durante estas fechas se antoja el lugar idóneo para respirar aire puro. Antiguamente, se le conocía como Pradera de San Isidro, y fue constituido como parque en 1970. 

Diferenciado en dos zonas, encontramos por un lado un recinto ferial que cobra especial protagonismo durante el mes de mayo, puesto que hasta allí se desplazan los madrileños para celebrar las fiestas de San Isidro. Durante el resto del año, el recinto ofrece actividades deportivas. 

Por otro lado, el parque acoge un 'Jardín de Palmeras' en el que podrás encontrar especies palmáceas y vivaces, una senda botánica e incluso una fuente central. No dejes de recorrer el resto del parque ya que disfrutarás de un agradable paseo entre fuentes, zonas arboladas y flores. Por supuesto, los amantes de las dos ruedas, disfrutarán de lo lindo con el carril bici. ¡Un plan para todos los gustos!

Al lado del parque, al borde del río Manzanares, se encuentra también la conocida Ermita de San Isidro, cuyo nombre se debe al patrón de la ciudad 'San Isidro Labrador'. Su origen data del año 1528, cuando por orden de la emperatriz Isabel de Portugal se construyó en las tierras de Iván de Vargas, el patrón que contrató a san Isidro como pocero y labrador, junto a un manantial donde brota agua que la tradición popular considera milagrosa. 

La ermita que conocemos actualmente es una segunda edificación que se realizó en el año 1725, bajo la vigilancia del marqués de Valero. Se trata de un sencillo templo, con planta de salón, nave única de tres tramos cubierta por bóvedas de cañón sobre arcos fajones con lunetas laterales. Su retablo fue seriamente dañado durante la Guerra Civil y reconstruida nuevamente con altares neobarrocos.

Desde el principio, la ermita fue lugar de peregrinación para beber el agua 'milagrosa' de la fuente, lugar de encuentro donde tiene lugar la actual romería de San Isidro.

Créditos imagen: Estanque del Parque de San Isidro. Asqueladd [CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)]