Turismo Madrid

Turismo Madrid. De viaje por los ‘Paradores’ madrileños

Si estás pensando en un plan para los próximos días, esta semana te proponemos dos destinos de la región que por su historia, su gastronomía o la belleza de su entorno, se antojan el lugar ideal para recorrer. Si a eso le añades que te podrás alojar en un maravilloso edificio, que a buen seguro te trasladará a otro tiempo, la experiencia será inolvidable. ¡Comenzamos, porque Alcalá de Henares y Chinchón te esperan!

Parador de Alcalá de Henares 

Nos vamos hasta Alcalá de Henares, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y cuna de Cervantes, donde podremos perdernos por sus calles para conocer la belleza de esta localidad en todo su esplendor, comer en alguno de sus exquisitos restaurantes, visitar alguno de sus museos, e incluso viajar a la época romana en la 'ciudad de Complutum' o en la 'casa de Hyppolytus', para terminar el día de la mejor manera posible, descansando en su parador. 

Ubicado en un colegio-convento y Hostería del Estudiante del siglo XVII, que se encuentra en el antiguo Colegio Mayor de San Jerónimo, el hotel, combina tradición y vanguardia para ofrecer el mejor de los servicios, a todos aquellos turistas que se decidan a hospedarse allí. Siempre puedes disfrutar de du gran variedad gastronómica, o como os adelantábamos, tras un intenso día de visitas, descansar en su spa, que alojado bajo las bóvedas de la iglesia del antiguo convento, sorprende con una gran variedad de tratamientos que te llevarán a disfrutar de nuevas sensaciones.

Parador de Chinchón 

A tan solo 45 kilómetros de la capital, se encuentra la Villa de Chinchón, considerada como una de las poblaciones más bonitas de España, cuyo casco histórico está considerado Conjunto Histórico-Artístico. Son muchas las bondades de este lugar, que enamora a cuantos lo visitan no solo por la belleza de su entorno, sino por su gastronomía, capaz de sorprender a los paladares más exigentes, por sus calles llenas de historia, y es que en su día fue un destino preferente para el séptimo arte, ya que fue aquí donde se rodaron importantes películas, o por su Parador, que es el objeto de nuestro artículo. 

Podrás sentirte casi de la realeza si decides alojarte aquí, ya que el Parador de Chinchón está ubicado en un antiguo convento agustino, al que se trasladaron los monjes en 1626 tras abandonar el convento inicial que fundaron los primeros señores de Chinchón en el siglo XV. Una imponente construcción, en la que además de descansar, podrás degustar platos típicos como el cocido madrileño, la sopa de ajo o el cordero asado, o simplemente disfrutar de la belleza y la tranquilidad de sus instalaciones, o cuidados jardines. 

Dos destinos, dos paradores, ¿por dónde quieres empezar?

Créditos imagen: Parador de Chinchón- Jardín