Turismo Madrid

Turismo Madrid. Escapada a… Navas del Rey

Hay muchos motivos para visitar este municipio situado al Suroeste de la Comunidad de Madrid. Su cultura, gastronomía, artesanía, costumbres, patrimonio, pero sobre todo su enclave natural, que lo sitúa en la comarca de la cuenca del río Alberche, en una zona de transición entre las sierras de Guadarrama y Gredos, que le confiere un valor ecológico y paisajistico único.

A una distancia de 52 kilómetros de la capital, y a 709 metros sobre el nivel del mar, se accede al municipio por la carretera M-501. Limita al Norte la localidad de Robledo de Chavela, al Oeste con Chapinería y Colmenar de Arroyo, al Sur con Aldea del Fresno y al Oeste con Pelayos de la Presa y San Martín de Valdeiglesias.

Con algo más de 2000 habitantes, la imagen de Navas del Rey, es de paz y sosiego en plena naturaleza. Rodeado de arroyos, que desembocan en el Alberche, además del río Cofio, que limita el municipio por el Noroeste y da paso a la desembocadura del embalse de San Juan, desde donde podemos contemplar postales de la naturaleza, paisajes sin igual, con un indudable valor ecológico.

Destacan por su gran belleza, los ecosistemas del encinar sobre arenas y el pinar de pino piñonero, sobre los que sobrevuelan valiosas especies protegidas como el Águila Imperial o la Cigüeña Negra. El Dique de Picadas, que se encuentra en el río Alberche a su salida del Pantano de San Juan, alberga en sus paredes materiales graníticos y fuertes pendientes, espacio protegido por la Ley de embalses y zonas húmedas de la Comunidad de Madrid.

Para los amantes de la belleza natural, recomendamos la senda por la Vía Verde del Alberche, de 16 kilómetros de longitud, donde encontraremos un paisaje de ribera sin igual. No obstante hay 14 sendas más, todas ellas transitables a pie y en bicicleta, para disfrutar en estado puro de la naturaleza.

Lugar de cacería dentro de la Dehesa Real, citada en el Libro de Montería del Rey Alfonso XI, albergaba un pabellón de caza para su uso y disfrute, que aún existe con su torreón de avistamiento, almacén y bodega. Navas, no se formó como municipio hasta finales del Siglo XVIII, donde obtuvo cementerio y parroquia propios, concedidos por el arzobispado de Toledo. Tuvo que ser el rey Fernando VII, quién otorgó el titulo de Villa el 22 de abril de 1819, de forma definitiva.

Debido al origen de los oficios de sus habitantes, ganadería, cultivo de cereales, olivos, hortalizas y la apicultura podemos encontrar la configuración de sus construcciones. Así podemos hallar dependencias agropecuarias, viviendas de diferente configuración rural, que en buen estado de conservación han atraído nuevos habitantes al municipio, unido al desarrollo del sector servicios.

En su patrimonio artístico destaca la Iglesia de San Eugenio, de tardía construcción en 1782, cuando dejó de depender del Monasterio de Valdeiglesias y de San Martín. Custodia en su interior valiosas obras, tales como la imagen de San Diego, la Virgen de la Candelaria, una Virgen con el Niño, y una escultura policromada de San Joaquín, obra barroca del siglo XVII.

Dentro del recorrido hay que visitar el Museo Etnográfico, que recupera los valores y tradiciones de la comarca, descubriremos la historia, cultura y modo de vida de sus pobladores que traslada al visitante a otra época. Destacamos también la visita al Centro de Recuperación de Fauna y Educación Ambiental, que se dedica a la recogida y atención de animales desatendidos, la formación para el trato animal adecuado, y al mantenimiento así como nociones básicas de biología y punto de sensibilización en la educación ambiental para habitantes de la zona.

La gastronomía de Navas del Rey, esta significada por sus productos naturales, entre los que destacan sus guisos típicamente castellanos, por supuesto las famosas sopas de ajo, las carnes, todo ello sin olvidar su acompañamiento por los excelentes vinos de origen. Para terminar recomendamos la exquisita bollería y repostería casera.

Más información: Navas del Rey