Turismo Madrid

Turismo Madrid. Escapada a… Los Santos de la Humosa

Esta histórica villa asentada sobre cornisas, desde donde se divisa el final de la Alcarria, y cuyos primeros asentamientos estaban en la orilla del río Henares, presenta una riqueza geográfica difícil de encontrar con la vega, la campiña y el páramo. También posee un importante legado patrimonial histórico-eclesiástico, y entre sus tradiciones destaca una que no debemos perdernos en agosto: la romería de la Virgen. ¡Allá vamos!

La Ermita de la Virgen de la Humosa, se encuentra cerca del río Henares, en donde según cuenta la leyenda, ésta se apareció a unos pastores, revelándoles donde se hallaba su imagen. En la noche del último domingo de agosto, parte desde aquí la romería que va hasta la Iglesia Parroquial de San Pedro Apóstol, ya en la localidad. En todo momento se custodia su peregrinaje con las hogueras, que los romeros encienden para rendirle homenaje y abrirle paso.

El humo y el fuego que se desprenden en la "subida" desde el santuario, que como mencionamos se efectúa de noche entre las hogueras, hacen honor al nombre de la virgen. La Romería por su parte es el acontecimiento principal de las Fiestas Patronales en honor a Nuestra Señora la Virgen de la Humosa.

Además de la mencionada romería, el municipio reúne una serie de atractivos que merece la pena visitar y que de por sí son suficiente motivopara que hagamos una escapada.

Su historia, documentada desde la época de los romanos, con los primeros asentamientos en la orilla del río, que ya hablaban de "Fumosa", por las brumas y neblinas originadas en el entorno. Encontramos yacimientos arqueológicos, que hacen del municipio uno de los pocos que puede presumir de tener una carta paleontológica acabada. Restos de fósiles de reptiles, de mamíferos, así como restos de hachas en las orillas del río que datan del Neolítico, y también del Paleolítico Inferior.

Del basto legado eclesiástico, se conservan varios exponentes bien referenciados en los archivos eclesiásticos de la iglesia de San Pedro, desde la reforma cisneriana hasta la segregación de la Dignidad Arzobispal por el que le fue concedido el título de Villa, a través del arzobispado de Toledo.

No solo el patrimonio religioso es importante, del desarrollo económico quedan varios exponentes que muestran la pujanza y el cambio de lo rural a lo industrial, edificios como el de la Fundación Benita Santos, la casa de la Cultura, ambos de principios del siglo XX, y sobre todo el puente sobre el río Henares como impulsor de las comunicaciones y el comercio de finales del XIX.

Como última recomendación al visitar esta singular Villa, y para los amantes del senderismo tienen la posibilidad de recorrer el camino de la Perucha, de aproximadamente 4 kilómetros, que por su grado de baja dificultad puede ser realizado a pie y por supuesto en bicicleta. A través del mismo, descubrimos postales de la naturaleza, así como la ya citada Ermita de la Virgen, origen y termino de la romería y lugar icónico del municipio. 

Más información: Los Santos de la Humosa