Turismo Madrid

Turismo Madrid. Escapada a… Cercedilla

No es fácil encontrar un lugar de escapada que ofrezca unas posibilidades para disfrutar tan variadas: turismo activo con rutas de senderismo, donde flora y fauna se dan la mano para ofrecernos postales idílicas. La historia está presente por todos los rincones, desde la época de los romanos hasta nuestros días. Y qué decir de la gastronomía, deleite para el paladar con sus carnes y pescados de río. ¿No te parecen suficientes motivos para venir a Cercedilla?

A menos de una hora de la capital, enclavada en la Sierra de Guadarrama, a 1214 metros de altitud, se encuentra esta singular localidad, rica en tesoros naturales, que la hacen ideal como lugar de desconexión, por la calma de sus paisajes y la serenidad de sus caminos y sendas.

El máximo exponente de sus innumerables rutas es la Calzada Romana, que atraviesa el Puerto de la Fuenfría y era ruta de acceso desde Madrid hasta Segovia. Desde el valle del Puerto, accedemos a la conocida Senda Schmidt, que cuenta con 12 kilómetros perfectamente señalizados para disfrute de todos los amantes del senderismo y la naturaleza, en su máxima expresión. Cercedilla es también punto de paso y etapa del Camino de Santiago, en su ruta desde Madrid.

El patrimonio natural de Cercedilla es variado y rico, desde los frondosos montes de Valsaín, al norte, hasta la variedad de pino silvestre que jalona el Valle de Cercedilla. Su abundante agua configura un paisaje de variada flora y fauna, que tiene lugares relevantes como el bosque de robles, los chopos, acebos, tejos, serbales, todos ellos especies protegidas que son morada de especies animales como aves, reptiles y anfibios.

Si la aventura nos atrae, tenemos al alcance en el Valle de la Fuenfría, Aventura Amazonia, el parque natural de aventuras mas grande de España, con juegos en árboles, tirolinas, y circuitos de aventura para exploradores que harán las delicias de los mas pequeños. También existe una zona preparada para dinámicas de trabajo en grupo, ideal para empresas.

La historia ha dejado su huella en este lugar. Aparte de la citada Calzada, los cuatro puentes del camino son un buen exponente del pasado romano, que vertebraron la zona, como arteria de paso de comerciantes, ganado, reyes y artistas, que encontraban en Cercedilla el lugar donde reponer fuerzas y descansar de sus viajes.

Son dignas de mención las construcciones religiosas, como la Iglesia de San Sebastián del siglo XIII, de estilo románico con retablo central churrigueresco, la Ermita de Santa María, del siglo XVIII, que recibe su romería todos los años, o la sencilla Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, de piedra con nave única.

La historia más cercana está también presente en Cercedilla, con construcciones de los siglos XIX y XX, como las 'colonias de veraneo', la 'Fábrica de la Luz', el 'lavadero', la 'estación de tren', el 'Sanatorio de la Fuenfría' o la 'Plaza de Toros', que desarrollan diferentes actividades culturales durante el año. Os animamos a visitar, al lado del Ayuntamiento, el 'Museo del Esquí' en honor del hijo de la localidad y Campeón Olímpico, 'Paco Fernández Ochoa'. 

Por supuesto después de tanta actividad, debemos descansar y reponer fuerzas, nos encontramos en una encrucijada de caminos históricos, en los que la gastronomía es uno de los atractivos y parada obligada; desde refrescarnos de manera natural, con el agua de la Sierra, que podemos encontrar en sus fuentes, hasta degustar una rica selección de carne de vacuno, cocinada o a la parrilla, procedente de las reses que pastan en sus abundantes prados, pasando por la exquisita trucha que habita en los ríos cercanos. La culminación de tanta exquisitez, la encontramos en la deliciosa y extensa repostería de la zona. Toda esta buena comida debe estar regada por un buen vino de Madrid, que en los últimos tiempos está teniendo su merecido reconocimiento.

Más información: Cercedilla