Turismo Madrid

Turismo Madrid. Pelayos de la Presa - Comunidad de Madrid

Desde mediados del SXX se ha convertido en un demandado destino turístico debido a su cercanía al pantano de San Juan y a su entorno natural. Su Monasterio de Santa María de Valdeiglesias data de finales del SXII.

Hay autores que señalan que el origen del municipio es prehistórico, pues se han encontrado pinturas rupestres en el término. Otros creen que fueron los visigodos los encargados de crear los primeros asentamientos estables. Éstos, incluso, pudieron convivir con los musulmanes durante parte de la dominación islámica.

Con la Reconquista se produjo la repoblación de las tierras aledañas al río Alberche y durante la Edad Media comenzaron a surgir ermitas y eremitorios. La vida religiosa en la comarca propició que el rey donara tierras para fundar, en 1150, el monasterio de Santa María la Real de Valdeiglesias. Este hecho provocó discrepancias territoriales entre la comunidad religiosa y los habitantes de la zona. Éstos se dedicaban, fundamentalmente, a la agricultura (cultivo de cereales, olivo, viñas, etc.), a la ganadería y a actividades relacionadas con el Monasterio.Sin embargo, la Desamortización obligó a los monjes, en 1835, a abandonar el recinto.

Respecto a la toponimia del pueblo existen varias teorías sobre el término “Pelayos”, que podría referirse a una antigua ermita dedicada a San Pelayo, a los pastores trashumantes que comerciaban con pieles o al nombre que recibían los trabajadores al servicio del monasterio pues “pelayo” contempla la raíz latina “pagus” que significa “el que vive en el pago”. El término “de la Presa” se refiere al arroyo del Molino de la Presa, que discurre por el municipio.

Los oficios de la población tuvieron su repercusión en la arquitectura urbana municipal, que vivió un desarrollo notable a principios del siglo XIX cuando se pasó de cinco a treinta casas. Las edificaciones iban aumentando su número y constituyendo manzanas irregulares. Durante el siglo XX también se construyeron viviendas, muchas de las cuales son utilizadas como segunda residencia. Y es que desde la segunda mitad del XX, Pelayos de la Presa se ha convertido en un demandado destino turístico debido, principalmente, al pantano de San Juan y al entorno natural –con pinares, encinares, retamares, pastos…-. Precisamente, el pantano constituye uno de los lugares preferidos para darse un baño y practicar deportes acuáticos.

Dentro del patrimonio artístico de Pelayos de la Presa destaca el Monasterio de Santa María de Valdeiglesias, declarado monumento Histórico Artístico de carácter Nacional. El edificio primitivo es de finales del siglo XII y estilo románico-mudéjar. De su recinto destacan la capilla mozárabe, la iglesia, el claustro y las galerías. En la actualidad presenta cierto grado de deterioro y se encuentra en manos privadas.

Otros ejemplos patrimoniales de Pelayos de la Presa son la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción –del siglo XVI y reconstruida tras la Guerra Civil española-, la fuente de piedra frente al Ayuntamiento – donde se puede ver la antigua picota- y las pinturas prehistóricas en bolos graníticos en el paraje de La Enfermería –hay autores que las consideran muestra de los primeros pobladores de Pelayos-.

Más información: www.pelayospresa.es