Turismo Madrid

Turismo Madrid. Navas del Rey

El agua está presente en el municipio gracias a los ríos Alberche y Cofio, a algunos arroyos y al Embalse de Picadas. Conoce su entorno natural realizando rutas a pie o en bici, visita su Cazadero Real y su Museo Etnográfico. 

El origen de Navas del Rey está relacionado con el Monasterio de Santa María de Valdeiglesias, fundado en el siglo XII. Sin embargo, parece ser que ya había algún asentamiento anterior en las inmediaciones del Cerro de los Moros. El Libro de la Montería de Alfonso XI refleja que la dehesa del municipio fue lugar de cacerías para monarcas, además se han encontrado algunos restos, como un refugio de caza, que lo corrobora. En 1306 esta dehesa pasó a pertenecer al convento de Valdeiglesias y en 1434, cuando Álvaro de Luna compró al convento el término de San Martín, la dehesa de las Navas quedó bajo su jurisdicción civil y criminal, aunque eclesiásticamente siguió dependiendo del convento de Valdeiglesias.

En 1774, se obtuvo la separación eclesiástica y en 1819 se desligó de San Martín de Valdeiglesias bajo la condición de que se construyera el Ayuntamiento y una cárcel. A pesar de ello, hasta 1837 hubo discrepancias para establecer los límites territoriales de Navas y San Martín.

La dehesa, por tanto, es uno de los referentes naturales e históricos de Navas del Rey. Además de ésta, el agua está presente gracias a los ríos Alberche y Cofio, a algunos arroyos y al Embalse de Picadas. Las especies vegetales predominantes son la encina y el pino y también hay vegetación de ribera. La fauna más abundante son los mamíferos y las aves, que se encuentran bajo una Zona de Especial Protección (ZEPA). La población se dedicaba, principalmente, a la agricultura –cultivo de cereales, vid, olivos, hortalizas…-, a la ganadería –ovejas, cabras, cerdos, vacas, mulas…-, a la apicultura y recientemente el sector servicios se ha incrementado.

Los oficios de los habitantes de Navas del Rey también tuvieron repercusión en la arquitectura urbana. Es posible observar dependencias agropecuarias, viviendas rurales y urbano-rurales así como edificios de construcción reciente. La calidad paisajística y el desarrollo del municipio, sin perder sus tradiciones, han atraído, además, a muchos visitantes, algunos de los cuales han establecido su segunda residencia en Navas.

En el patrimonio artístico de Navas del Rey destaca la Iglesia de San Eugenio, de construcción relativamente tardía -1782- ya que el municipio dependió, hasta el siglo XVIII, del Monasterio de Valdeiglesias y, hasta principios del XIX, de San Martín. Actualmente, la Iglesia está restaurada y alberga valiosas obras en su interior: una imagen de San Diego, del siglo XVI; una Virgen de la Candelaria, del XVII; una Virgen con el Niño, del siglo XVI; y una escultura policromada de San Joaquín y la Virgen, barroca, del siglo XVII.

En las inmediaciones de la Iglesia de San Eugenio se encuentra el Cazadero Real, un pabellón de caza o  que refleja la historia de Navas del Rey. Éste consta de una torre vigía –de piedra y con planta octogonal-, un almacén y una bodega.

Más información: www.navasdelrey.org