Turismo Madrid

Colmenar del Arroyo © Comunidad de Madrid

Su nota característica es el agua, presente gracias al río Perales y a numerosos arroyos, fuentes y manantiales. Entre su patrimonio artístico destacan la Iglesia de la Asunción del SXVI, la espadaña de la antigua iglesia de San Vicente del SXII y dos puentes románicos.

Los primeros asentamientos estables en Colmenar se produjeron, en el siglo XI, en la zona del Pajar Viejo y fueron obra de pastores mayoritariamente segovianos. Se han encontrado algunos vestigios que muestran una presencia humana anterior, pero no se ha podido precisar. En el Libro de la Montería de Alfonso XI, del siglo XIV, se hace referencia a las tierras de Colmenar como lugar de caza. La toponimia municipal se encuentra en las colmenas de la localidad y en su aprovechamiento. El término “del Arroyo” se le añadió posteriormente para diferenciarlo de otra poblaciones homónimas.

En 1626, Colmenar obtuvo el título de Villa. También en el siglo XVII, se terminó la nueva Iglesia y Chapinería dejó de ser un anexo de Colmenar. La población se dedicaba, fundamentalmente a la ganadería de cerda, vacuno, caballar y cabrío; a la agricultura (centeno, trigo, cebada, hortalizas, olivos y viñas; a la apicultura y la explotación forestal. En 1833, con la nueva distribución geográfica, Colmenar perdió sus lazos históricos con Segovia y pasó a forma parte de la provincia de Madrid.

Patrimonio histórico-artístico y natural

Los oficios de la población tuvieron su influencia en la distribución urbana, que presenta edificios de tipo rural, dependencias agropecuarias y viviendas urbano-rurales. Desde el siglo XX, también existen segundas residencias y ha aumentado el turismo, que ha provocado el desarrollo del sector servicios y la reducción de actividades tradicionales

El paisaje municipal se caracteriza por la presencia del agua gracias al río Perales y a numerosos arroyos, fuentes y manantiales. La vegetación más abundante la forman encinas y enebros y también hay pastos, fresnos, rebollos, retamas… Las especies cinegéticas como la perdiz, la liebre y el conejo –a las que hace siglos se hacía referencia- siguen teniendo importancia.

La principal muestra de patrimonio artístico de Colmenar del Arroyo es la Iglesia Parroquial de la Asunción de Nuestra Señora. Fue construida con sillería –reforzada con contrafuertes en algunos puntos- y bajo estilo renacentista entre finales del siglo XVI y principios del XVII. Presenta una nave rectangular y una torre de tres cuerpos con, aproximadamente, 20 metros de altura. En la Iglesia destacan su artesonado, un retablo barroco, varias esculturas talladas en madera –se cree que del siglo XIII ó XIV- y la pila bautismal del XVII. Dentro de las construcciones religiosas también se encuentra la espadaña de la antigua Iglesia de San Vicente, que es el único elemento que se conserva de esta construcción erigida entre los siglos XII y XIII.

Otros ejemplos patrimoniales de Colmenar del Arroyo son los dos puentes románicos que cruzan el arroyo, fechados en el siglo XV. El Puente de la Fragua está construido con sillería y mampostería y tiene un solo ojo en forma de arco de medio punto. El Puente del Caño presenta dos arcos de medio punto y fue erigido con sillería y piedra. En el municipio también quedan algunos restos de molinos que son reflejo de la tradición agropecuaria de Colmenar del Arroyo.

Más información: www.colmenardelarroyo.es