Turismo Madrid

Turismo Madrid. Redueña © Comunidad de Madrid

 El término está surcado por el Arroyo de las Huertas y cinco vías pecuarias y puede dividirse en dos zonas: la norte de vegetación baja y la sur con matorrales espinosos y bosques mixtos. De sus canteras salió la piedra de la Cibeles y otras fuentes. 

El origen de Redueña no se puede determinar con exactitud aunque se han encontrado restos neolíticos y celtas. Es más probable que los asentamientos estables se produjeran con las repoblaciones llevadas a cabo durante la Reconquista. La primera referencia histórica documentada a la localidad se encontró en tiempos de Felipe II. Fue también en esta época cuando el pueblo fue vendido y pasó por varias manos hasta que los vecinos pudieron recuperar el control municipal.

El término está surcado por el Arroyo de las Huertas y cinco vías pecuarias y puede dividirse en dos zonas: El norte está formado por granitos y gneis con vegetación de pastos, matorrales, encinas, enebros, jaras y cantuesos; El sur está formado por especies de secano, matorrales espinosos y bosques mixtos de encinas y quejigos. Existe una senda de interpretación natural –con dos Kilómetros de longitud- que recorre la dehesa boyal y muestra los principales elementos naturales.

Las actividades fundamentales de los habitantes se encontraban en la ganadería, la agricultura y lo relacionado con el Canal de Isabel II. El potro de herrar, recientemente restaurado es un elemento muy valioso que muestra la tradición ganadera. La cantería también estaba presente y, de hecho, las piedras con las que se construyeron parte de la Fuente de Cibeles y algunas estatuas del Paseo del Prado, en Madrid, proceden de Redueña.

El trazado urbano de la localidad sigue mostrando ejemplos de viviendas rurales y dependencias agropecuarias aunque en los últimos años también se han construido nuevas edificaciones que se emplean como primera o segunda residencia.

El patrimonio artístico está representado por la Iglesia de San Pedro Advíncula y por el cementerio –en el que destaca una cruz gótica del siglo XV sobre una columna decorada-. La iglesia, construida en piedra, puede tener su origen en la Baja Edad Media aunque también presenta elementos posteriores. Tiene una nave con contrafuertes y arco triunfal de medio punto y la portada de acceso es renacentista. La iglesia cuenta, además, con elementos valiosos en su interior y con una torre de mampostería y sillería.

Más información: www.reduena.es