Turismo Madrid

Cabrera (La) © Comunidad de Madrid

Uno de los elementos naturales más representativos del municipio es el Pico de la Miel, con 1.392 m. y una forma característica redondeada que es visible desde muchos puntos de la comarca.

El primer asentamiento humano en La Cabrera parece proceder de un poblado visigodo ubicado en las proximidades del actual núcleo urbano. Aunque los establecimientos permanentes tuvieron lugar con la Reconquista y su repoblación, la historia municipal está relacionada, al igual que otras poblaciones de la zona, con la Villa y Tierra de Buitrago.

En 1808, con la retirada de las tropas napoleónicas, la población fue incendiada. El origen del topónimo es evidente: deriva de “cabra”, por lo que se deduce que la ganadería era una actividad importante. La agricultura era menos relevante, pero se mantenían cultivos de subsistencia de cereales y hortalizas.

En 1989, la Dirección General de Patrimonio Cultural declaró a La Cabrera como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Zona Arqueológica, porque el municipio “tiene un interés especial al mantener agrupados cuatro modelos de poblamiento distintos en lo que a eras históricas se refiere”. Esta declaración hacía referencia al establecimiento de Cancho Gordo –Edad de Bronce-, al yacimiento Hoya de la Cabeza –Edad de Hierro-, a una necrópolis cristiano-medieval, y al Convento de San Antonio.

Un rico legado cultural

El núcleo urbano se sitúa en la parte más alta oriental de la Sierra de La Cabrera, un macizo de granito producto de la erosión diferencial que ha provocado un paisaje berroqueño. La arquitectura urbana de la localidad permite observar edificaciones de construcción reciente junto con las viviendas de tipología rural, urbano rural y mixtas (casas con dependencias agropecuarias anexadas).

Dentro del patrimonio artístico municipal destacan el Monasterio-Convento de San Julián y San Antonio y la Iglesia de la Inmaculada Concepción. El Convento parece tener su origen en el siglo IX como eremitorio benedictino aunque también presenta elementos fechables entre los siglos XV y XVIII. La construcción adquirió su esplendor con la llegada de la Orden Franciscana pero con la Desamortización de Mendizábal se abandonó el recinto, que fue pasando por varias manos hasta regresar a los franciscanos. En la actualidad, una Comunidad de Misioneros Identes reside en el Convento.

La Iglesia de la Inmaculada Concepción –se cree que del siglo XVIII- está construida con sillares de granito y presenta una nave con capillas laterales y torre de dos cuerpos. El pórtico de acceso ha sido añadido recientemente.

En La Cabrera también se encuentra el Centro Comarcal de Humanidades Cardenal Gonzaga, donde tiene cabida todo lo relacionado con la cultura, el arte, las exposiciones, el cine y el teatro.

Un atractivo entorno natural 

Uno de los elementos naturales más representativos del municipio es el Pico de la Miel, con 1.392 m. y una forma característica redondeada que es visible desde muchos puntos de la comarca. Entre la vegetación existente se encuentran jaras, matorrales, encinas, chopos, melojos y sauces.

Los que se decanten por las actividades pueden hacer rutas como la que sube hasta el Pico de la Miel, desde donde se tienen unas excelentes vistas panorámicas y donde también es posible practicar la escalada.

Más información: La Cabrera