Turismo Madrid

Valdemorillo

El aprovechamiento de los recursos propició la instalación de fábricas de loza, cerámica y vidrio a mediados del siglo XIX. Visita obligada son la Casa de la Cultura Giralt-Laporta y la Cueva Museo de Cerámica y Vidrio (CUMVAL). 

Los primeros datos que se tienen de Valdemorillo son del siglo XIII, si bien se han encontrado vestigios de la Edad de Bronce y restos cerámicos en la inmediaciones del río Aulencia. Aunque hay autores que creen que la fundación del municipio fue realizada por musulmanes, tiene más fuerza la opinión de que fueron pastores de Segovia los que repoblaron esas tierras tras la Reconquista.

En su origen hubo un asentamiento llamado Valmayor, pero sus habitantes lo abandonaron para situarse en lo que actualmente es el núcleo urbano. El término también vivió discrepancias jurisdiccionales entre madrileños y segovianos. Valdemorillo se desarrolló como un lugar muy adecuado para pernoctar pues se encontraba próximo al Monasterio de San Lorenzo de El Escorial y no había muchos aposentos por la zona. En 1628, la localidad obtuvo el título de Villa.

La situación geográfica del término municipal, en la Sierra de Guadarrama, le hace gozar de riqueza paisajística y medioambiental con abundancia de bosques y vegetación de ribera. El agua está muy presente gracias a los ríos Aulencia y Perales, a diez arroyos y a tres embalses. Precisamente, en el Embalse de Valmayor existe la posibilidad de practicar deportes acuáticos.

Los habitantes de Valdemorillo se dedicaban, principalmente, a la fabricación de cal, ladrillos, cerámica y tejas, a la explotación de las canteras de granito y caolín y, también, a la ganadería – que disponía de nueve vías pecuarias, entre ellas dos cañadas-. El aprovechamiento de los recursos propició la instalación de fábricas de loza, cerámica y vidrio a mediados del siglo XIX. En la actualidad, todavía es posible ver restos de hornos de cal e instalaciones industriales.

Las principales muestras de patrimonio artístico de la localidad son la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora y la Ermita de la Esperanza. La Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora fue erigida en el siglo XVI con sillería y presenta una sola nave con capillas laterales con arcos de medio punto que se apoyan sobre pilares góticos. La cabecera es de planta cuadrada y se separa de la nave con un arco triunfal apuntado.

La Ermita de la Esperanza, del siglo XVI, se encuentra, aproximadamente, a seis Kilómetros del núcleo urbano en lo que fue el despoblado de valmayor. Es de mampostería, tiene una sola nave con arco apuntado y la capilla mayor es de planta cuadrada y está cubierta con bóveda de crucería. En la Ermita destaca, además, la espadaña de mampostería, también del siglo XVI.

Visita obligada son la Casa de la Cultura Giralt-Laporta y la Cueva Museo de Cerámica y Vidrio (CUMVAL), adonde se traslada la Oficina de Turismo los fines de semana. 

Más información: www.aytovaldemorillo.es