Turismo Madrid

Turismo Madrid. Colmenar Viejo

Su casco histórico aún alberga casas y dependencias tradicionales. Visita obligada es su monumental Iglesia de la Asunción, de estilo gótico con elementos renacentistas, con todos los atributos propios de una catedral.   

La historia de Colmenar Viejo está muy relacionada con El Real de Manzanares y la familia de los Mendoza. De hecho, estuvo bajo domino señorial hasta el siglo XIX aunque bastante antes, en 1504, había logrado el privilegio de Villa.

Colmenar ha vivido un desarrollo prácticamente constante desde entonces. La agricultura, la ganadería y la apicultura eran de calidad y gozaban de gran relevancia –actualmente, aún son importantes-. La apicultura, además, da origen a la toponimia municipal. También es notable la industria y, desde la segunda mitad del siglo XX, el municipio vive un incremento de población, del sector servicios y de la construcción.

El aumento del número de habitantes ha influido en la arquitectura urbana del municipio, con la edificación de nuevas viviendas y segundas residencias. Aun así, el casco histórico todavía alberga algunos ejemplos de casas y dependencias tradicionales.

Patrimonio histórico-artístico

El patrimonio artístico de Colmenar Viejo es sobresaliente y tiene como elementos más destacados la Iglesia de la Asunción, la Ermita de la Virgen de los Remedios y las capillas de Santa Ana y San Francisco de Asís.

La Iglesia de la Asunción comenzó a construirse en el siglo XV, bajo estilo gótico con elementos renacentistas, y exteriormente destaca por su torre campanario. En su interior alberga valiosas obras como el retablo mayor del XVI; la Ermita de la Virgen de los Remedios es de estilo barroco y su portada procede de un antiguo hospital; la Capilla de Santa Ana destaca por su portada gótica y por tener elementos flamígeros y mudéjares; por último, la Capilla de San Francisco de Asís es del siglo XVI.

Además, es muy recomendable recorrer el casco histórico y los alrededores de Colmenar Viejo. En el primero se puede disfrutar de conjuntos arquitectónicos como el de la Plaza Mayor y el de la Plaza de Luis Gutiérrez. En el segundo, es posible observar el medio natural del municipio, ubicado en las estribaciones de la Sierra de Guadarrama.

Fiestas

En cuanto a las fiestas, reseñar “la fiesta de la vaquilla” que se celebra el 2 de Febrero. Esta fiesta parece remontarse a mediados del siglo XIX e incluso a la antigüedad romana. Durante el Carnaval, los jóvenes romanos se disfrazaban con pieles de animales y cuernos corriendo tras las mujeres para simbolizar la fertilidad tras el invierno. Ahora las madres se reúnen en un lugar elegido para vestir a la vaquilla, un armazón de madera con varias "costillas" o palos forrados de los que cuelgan vistosos pañuelos de seda.

Las vaquillas toman las calles del pueblo y durante dos o tres horas, vecinos y visitantes pueden ver pasar al animal rodeado de su respectivo grupo de mozos (mayorales, talegueros y vaquilleros). Una vez que las vaquillas han "bailado" en la plaza del pueblo cada una regresa al lugar de donde salió en donde se mata simbólicamente al animal y se bebe su sangre, es decir, los mozos, amigos y familiares comparten una limonada.

En Colmenar Viejo también se da la bienvenida a la primavera celebrando la Fiesta de la Maya, el día 2 de Mayo,evento de larga tradición histórica en Colmenar que tras el letargo del invierno gira en torno a las niñas, verdaderas protagonistas de la fiesta, y las flores. Durante dos horas "las Mayas" ocupan sus altares y son admiradas por los transeúntes, transcurridas las cuales, realizan un ofrecimiento floral en la Basílica de Nuestra Señora de los Remedios, Patrona de la localidad. También en Colmenar las niñas tienen acompañantes que se dirigen a vecinos y visitantes pidiendo dinero para la Maya. El Ayuntamiento ameniza la fiesta con coros, danzas, bailes populares y otros festejos.

Más información: www.colmenarviejo.com