Turismo Madrid

Parla

Es hoy uno de los municipios más poblados de la Comunidad y destaca por su abundante oferta comercial y de ocio. Su tradición agraria sigue presente en sus cultivos de cereales, frutas y verduras. 

Cercana al límite con la provincia de Toledo, dentro del área metropolitana de la ciudad de Madrid, a unos 20 km al sur de ésta, es uno de los municipios más poblados de la comunidad, tras el notable crecimiento experimentado en las décadas 70 y 80 del pasado siglo. De ese ascenso demográfico da buena fe la población parleña en 1960: únicamente 1.781 vecinos.

Muy próxima al límite con la provincia castellano-manchega de Toledo, su tradición agraria sigue manifestándose en su cultivo y producción frutícola, de forrajes, cereales y verduras, así como en sus explotaciones ganaderas; si bien es además y sobre todo un centro industrial notable de cuantos conforman el cinturón del sur capitalino. Es asimismo un lugar comercialmente en expansión, dotado de una infraestructura de ocio cada vez más interesante.

Su ambiente lúdico queda especialmente marcado en junio, cuando tienen lugar sus animadísimas fiestas del Agua. No son estos los únicos festejos locales, ya que en septiembre se llevan a cabo las fiestas patronales de Nuestra Señora de la Soledad, durante las cuales los encierros parecen marcar el símbolo de la diversión del municipio.

El principal edificio de su patrimonio histórico es la ermita dedicada a la patrona, erigido en el siglo XVII e igualmente vinculado con el líquido elemento: al pozo de su interior, llamado de Calderillo, acuden los vecinos para aprovechar las capacidades milagrosas de sus aguas. Otra construcción con cierta importancia es la iglesia del siglo XVI aunque muy transformada. Un lugar de esparcimiento: el cerro de la Cantueña, especial para hacer volar cometas.

Más información: www.ayuntamientoparla.es