Turismo Madrid

Turismo Madrid. Puente de Titulcia

Esta Comarca está caracterizada por los numerosos ríos (el Tajo, el Tajuña y el Jarama) y sus afluentes que transcurren a lo largo de su territorio. El paisaje es variado, con una fuerte presencia de las zonas de rivera y frondosos bosques. Es perfecta para los amantes de la naturaleza y las zonas rurales, ya que sus numerosas poblaciones con encanto localizadas en un entorno idílico harán que disfrutes como nunca.

En marcha por la A-4

Comenzaremos nuestra ruta desde la localidad de Aranjuez, desde donde tomaremos la A-4 dirección Valdemoro, y tomaremos el desvío hasta Ciempozuelos. Una de las poblaciones habitadas desde hace miles de años es Ciempozuelos, que dedica su principal actividad a la agricultura y la ganadería. Esto influyó en la arquitectura urbana, provocando que se puedan disfrutar las dependencias agropecuarias aún en uso, típicas de la región. Además, entre la vega y la meseta se produce un contraste en la naturaleza, la primera inmersa en el Parque Regional del Sureste, y la segunda poblada de matorral y salina. Un espectáculo digno de ver.

Ciempozuelos

Continuaremos por la M-404 hasta Titulcia. Esta localidad con nombre en latín, tiene orígenes muy anteriores a los romanos, ya que hay vestigios arqueológicos que afirman que se pobló desde hace miles de años. Su entorno natural transcurre entre los ríos Jarama y Tajuña, y está en su mayoría integrado en el Parque Regional del Sureste. Descubre su patrimonio monumental visitando el conjunto de la Plaza Mayor, la Iglesia de Santa María Magdalena, la Ermita de Nuestra Señora de la Soledad... Algo digno de disfrutar.

Antes de abandonar esta carretera, iremos en dirección a San Martín de la Vega. Esta población recibe su nombre de la Vega del Jarama, que alimenta y dinamiza la economía local. Las actividades que más familias alimentaban eran y son la agricultura y la ganadería, aunque en el pueblo la actividad industrial y de servicio también son muy fuertes. Su iglesia de la Natividad de Nuestra Señora está declarada Bien de Interés Cultural, y su construcción data del siglo XVI. Disfruta del patrimonio natural y monumental de San Martín de la Vega y te aseguramos que repetirás.

Continuamos por la M-302

Cogeremos la M-302 dirección Morata de Tajuña. Ésta es una localidad con carácter. Aunque se han encontrado restos prehistóricos en sus inmediaciones, los principales yacimientos son romanos y árabes. Además, también existen vestigios cristianos posteriores a la Reconquista, lo que enriquece el patrimonio de la población. No olvides disfrutar también de naturaleza, repartida entre la vega del Tajuña y los llanos encima del valle.

Seguiremos por la misma carretera hasta Perales de Tajuña. Como prueba localidad, toda esta comarca estuvo poblada desde hace miles de años. Particularmente en esta localidad es nombrada por primera vez de forma oficial en una donación del rey Alfonso VI al Arzobispo de Toledo en 1099. Algo muy curioso de esta población es la existencia de antiguas cuevas que se usaban para vivir o para que viviera el ganado en ellas, de las que apenas quedan restos ajenos a los que hay en las viviendas superpuestas. Disfruta también de la Iglesia de Santa María del Castillo, de estilo barroco, y de la calle Perales, para observar los molinillos y los hornos.

7158 Perales

Cambiamos a la M-204

Tomaremos esta carretera y la mantendremos hasta llegar a Tielmes. En Tielmes, la naturaleza es la que manda. La exuberante vegetación que se adapta a todos los entornos, desde la meseta a la vega, y la diversa fauna de mamíferos, aves, reptiles y anfibios; hacen de esta localidad una de las mejores de la región para realizar rutas y turismo de naturaleza. Además, el patrimonio no se queda atrás, como demuestra la Iglesia Parroquial de los Santos Justo y Pastor, de estilo renacentista-barroco. No te pierdas el puente del siglo XVII, la Ermita de los Santos Niños...

7160 Tielmes

A continuación, tomaremos la M-224, y esta carretera nos llevará hasta Valdilecha. Esta población tiene su origen en el siglo XII, como constata la cerámica campaniforme encontrada y algún otro documento. El paisaje municipal ofrece terrenos llanos y con relieve que albergan elementos naturales valiosos. Además, de su patrimonio destaca la Iglesia de San Martín Obispo, del siglo XIII y uno de los pocos ejemplos del gótico-mudéjar que quedan en la Comunidad de Madrid.

Debemos desviarnos por la M-221 hasta Villar del Olmo. Esta localidad está inmersa en un valle frondoso que cambia de tonalidad según la época del año, con un parque forestal repleto de pinos, y con dos rutas señalizadas que te permitirán descubrir todos los rincones de su naturaleza viva. Además, encontrarás ejemplos del románico en su Iglesia de Nuestra Señora de la Antigua, datada entre los siglos XI y XII. Incluso al pasear por sus calles descubrirás una arquitectura popular muy bien conservada y aún en uso.

Siguiendo de nuevo por la M-204, llegaremos a Ambite. Aquí aprovecharemos para visitar este fantástico ejemplo de la arquitectura popular de la zona. Si además hacemos nuestra visita el 3 de febrero, podremos asistir a la Fiesta de San Blás y Día del Hornazo, en las que degustaremos la Tortilla Ambiteña y el Bollo de Pascua. Además, en navidades se realiza un belén viviente a cargo de los vecinos de la localidad.

Tomaremos el curso del río por la M-204 y nos detendremos en Orusco de Tajuña, otra de las poblaciones milenarias que existen en la comarca. Ha tenido relevancia histórica desde hace miles de años, y buena prueba de ello son la Iglesia de San Juan Evangelista, de estilo barrica y construida en el siglo XVII; la Ermita de la Virgen de Bellaescusa, datada en el siglo XIII y de estilo tardorrománico; y el curioso y antiguo Pozo de la Nieve, que se usaba como primitiva nevera para mantener frescos los productos añadiendo hielo o nieve.

Si no nos desviamos de la M-204, llegaremos más adelante a Carabaña. Esta zona ha sido poblada desde antes de los romanos, como muestran los restos arqueológicos, y no ha dejado de estarlo. Esta maravillosa localidad tiene un rico patrimonio de muchas épocas, y podrás ver el paso del tiempo mientras recorres sus calles. No dejes de visitar la iglesia de la Asunción, que tiene una pila bautismal visigoda; el Palacio del Virrey de Indias, del siglo XVII y con un escudo tallado; o la Ermita de Santa Lucía, del siglo XVI.

Tomando la M-221

7151 Brea

A continuación, tomaremos la M-221 hasta Brea de Tajo. Esta es una localidad totalmente integrada en la naturaleza que la rodea. Pasea por sus calles de arquitectura popular o realiza las numerosas rutas que rodean al municipio. Estas tierras ocres que cambian de color al amanecer y al anochecer, junto con un famoso arbusto árabe que crece en los alrededores y que tiñe de rojo el verde durante el otoño, harán las delicias de los que decidan relajarse una temporada. Además, también tienes la iglesia de la Asunción, construida en el siglo XVIII. ¡No te lo pienses!

Podremos dirigirnos a nuestro siguiente destino tomando las calles del Azor y del Eruelo, que nos llevarán hasta Estremera. Esta localidad ancla sus raíces en la Reconquista, cuando fue fundada. Puede ser disfrutada de muchas formas, y una de las más hermosas es a través de sus rutas de naturaleza para senderismo y bicicleta, ya que uno de los recorridos es un Carril Bici. Además, dispone de patrimonio de sobra, entre los que destacan la Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios, del siglo XVII; y la Cueva de Pedro Fernández, que resulta ser un poco más antigua... ¡concretamente de la Edad del Bronce! Disfruta de sus galerías en sus casi ocho kilómetros de longitud.

Por la M-222

Tomando esta carretera no nos detendremos hasta llegar hasta Valdaracete. Fundada en época de la Reconquista, esta localidad destaca por su patrimonio urbanístico y monumental, aunque no podemos olvidar el atractivo de su entorno natural. La vegetación es más de secano, pero ofrece posibilidades que las zonas más pobladas no pueden. Lo más curioso es que crece una extraña especie de arbusto árabe llamado "zumaque", con unos frutos color rojo intenso, que pinta el paisaje como si fuese un cuadro. De entre sus monumentos destaca la Iglesia de San Juan Bautista, construida en el punto más alto de la localidad a finales del siglo XVI.

Es necesario que nos desviemos por la M-230 para llegar a nuestro próximo destino, Fuentidueña de Tajo. Esta población está ubicada en una zona donde se han descubierto restos paleolíticos, y su historia tiene mucha trayectoria. Su Castillo de Santiago domina el paisaje, aunque también existió uno anterior: el de Alharilla, de construcción musulmana. Además, Fuentidueña del Tajo tiene la Iglesia de San Andrés, de estilo barroco, y su Torre del Reloj, unida al Ayuntamiento. Disfruta de su patrimonio y de su naturaleza viva, y no olvides quedarte a comer.

7155 Fuentiduena

A continuación, las calles de la Cañada y de la Cruz nos llevarán hasta Villamanrique de Tajo. El río Tajo, y algunos de sus afluentes, son los principales elementos que destacan en el paisaje de la zona. Encontrarás el paisaje dividido entre el páramo y la vega del río, y la vegetación cambiará de un lugar a otro como si fuesen dos mundos distintos. Puedes disfrutar de todo lo que el entorno natural de Villamanrique de Tajo a través de su Senda Ecológica, que recorre la zona. Además, dispones de numerosos monumentos, entre los que destacan la antigua Villa de Buenamesón, una finca de recreo y agropecuaria del siglo XVII; y el Castillo de Alboer, del que en la actualidad solo quedan algunos restos.

Y ahora por la M-321

Nuestro próximo destino es Villarejo de Salvanés. La primera constancia de la existencia de este municipio es del siglo XI, aunque se han encontrado restos datados mucho antes. El entorno está caracterizado por el río Tajo y algunos de sus afluentes, así como por el Canal de Estremera. La vista se te perderá entre viñedos, olivares y demás campos de cultivo; y te sorprenderá el Castillo del siglo XIII. Además, no te pierdas la Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol, del siglo XIV. Párate en algunas de las bodegas de Villarejo y llévate a casa un Vino de Madrid.

Si tomamos la M-404 nuestra próxima parada será en Belmonte de Tajo. Cuando lleguemos a esta histórica localidad deberemos visitar en primer lugar su Iglesia de Nuestra Señora de la Estrella, del siglo XVI. Es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura religiosa de la época en la región, y no puedes perdértela. Además, remata la estancia con una visita la Ermita de San Isidro, que curiosamente está dedicada a Nuestra Señora de la O; ya que esta construcción tiene una fantástica bóveda de crucería en su interior.

La calle de la Cuesta de la Grilla, junto con la de la Flor, nos llevará hasta Valdelaguna. Su origen es medieval, y su nombre proviene del lugar donde se construyó, en el que había una laguna. Sea como fuere, existen gran multitud de arroyos que llenan de agua la zona, con una vegetación de color verde intenso, y que alimentan los numerosos campos de cultivo de la zona. El patrimonio monumental de Valdelaguna se reparte a lo largo de la población, entre sus calles, y destacan la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XV; y los numerosos ejemplos de arquitectura popular, como la fuente-lavadero y las casonas. No te olvides de probar sus vinos, algunas de sus bodegas están dentro de la denominación de origen Vinos de Madrid.

7162 Valdelaguna

Finalizaremos nuestro recorrido tomando la M-316 hasta Chinchón, y luego la M-305 para llegar hasta Villaconejos. Esta localidad está ubicada en una meseta con algunos barrancos por donde confluyen los arroyos, y tiene una vegetación poco abundante pero muy variopinta. Como en otras muchas poblaciones, la arquitectura urbana se ha visto influida por la actividad agrícola y ganadera, así que podremos observar viviendas de carácter rural. Además, existen multitud de monumentos impresionantes, como la Iglesia de San Nicolás de Bari, del siglo XVI; la Ermita de Santa Ana, también del siglo XVI; y la increíble Cueva de los Frailes, del siglo XVIII, excavada en la roca y dotada de arcos, respiraderos, bóvedas... y de uso vinícola. Descubre Villaconejos y te encantará.

De compras

Si te has hecho esta pregunta más de una vez, presta atención y te indicaremos los mejores mercadillos y ferias populares para adquirir los productos artesanales que andas buscando.

En primer lugar, debes saber que en estas comarcas la característica común es la convivencia de diferentes tipos de artesanías, textil, madera, papel y cuero, cerámica, piedra natural, escayola y vidrio, metal, y otros muchos oficios artesanos. Se trata de oficios centenarios que son desempeñados por auténticos artistas, cuyos conocimientos son transmitidos de generación en generación.

Y por citar algunos mercados, destacamos el Mercado Agro – Artesanal de Orusco, en el que el tomate es el principal protagonista. Tradicionalmente a la llegada de la primavera los orusqueños se dedicaban a la tarea de sembrar ollas (semilleros), donde nacían las plantas del preciado tomate de Orusco y otros productos hortícolas ejemplo: judías, pepinos, pimientos, lechugas, calabacines, cebollas... Este mercado hace honor a esa tradición y trae lo mejor de la huerta consigo.

O bien el Mercadillo Popular "Las Pulgas" de Griñón, celebrado el primer domingo de cada mes excepto en verano que es el primer sábado. En él se puede encontrar ropa, calzado, bisutería y complementos, muebles, decoración, artículos de piel, artesanía de gran calidad, productos para mascotas, repostería casera, libros y películas usados... ¡todo lo que te imagines!

Para dormir

Poco podríamos decirte de los alojamientos de la zona a estas alturas. Eres todo un experto en la Comarca de las Vegas y a lo largo del camino habrás observado la gran multitud de alojamientos rurales, hoteles, apartamentos turísticos... que hay en la zona. Elije el que prefieras y déjate tratar como te mereces por los profesionales que están a tu disposición.