Turismo Madrid

Turismo Madrid. Talamanca de Jarama © Comunidad de Madrid

Hoy conserva un rico patrimonio artístico fruto de su devenir histórico: un torreón y parte de la muralla árabes, el Ábside de los Milagros parte de una iglesia románico-mudéjar del siglo XIII y el puente medieval de origen romano.

Talamanca de Jarama tiene gran riqueza arqueológica que muestra la presencia humana en sus tierras desde hace miles de años. Se han encontrado restos de la Edad del hierro y de las épocas romana, visigoda y medieval.

Talamanca fue un lugar estratégico durante la dominación musulmana y posterior reconquista cristiana. De hecho, hay documentos que señalan que el municipio fue fundado en el siglo IX por árabes y vivió enfrentamientos y repoblaciones hasta que en el siglo XI fue incorporado a los territorios cristianos. A finales del siglo XII, Talamanca fue destruida por los árabes volviendo a fundarse a principios del XIII. Posteriormente, la población cambió de propietarios y estuvo bajo diferentes dominios hasta la abolición de los señoríos en el siglo XIX.

El municipio se encuentra ubicado en las estribaciones de la Sierra de Guadarrama y en el valle del Jarama, río que junto con el arroyo de Valdejudíos son los dos cauces principales del término. Los habitantes se dedican, en su mayoría, a la agricultura –cereales, hortalizas, vid, olivo…- y la ganadería aunque también hay actividad comercial e industrial. El sector terciario y la construcción han adquirido relevancia desde la segunda mitad del siglo XX. Se han edificado nuevos edificios y segundas residencias, si bien todavía se mantiene el carácter tradicional del municipio con la presencia de viviendas rurales y dependencias agropecuarias.

Patrimonio histórico-artístico

Los acontecimientos históricos ocurridos en Talamanca han originado también un rico patrimonio artístico: un torreón y parte de la muralla árabe siguen siendo visibles; se conserva el Ábside de los Milagros, único resto existente de una iglesia románico-mudéjar del siglo XIII; y el puente medieval con origen romano.

Situado en la Plaza Mayor de Talamanca y popularmente conocimo como "Morabito", el Ábside de los Milagros es lo único que ha llegado a nuestros días de la iglesia original. Se presenta majestuoso en medio de la plaza y parece moderno por el ladrillo que se empleó en su construcción, sin embargo data del siglo XIII. Vale la pena visitarlo. 

Otro ejemplo patrimonial es la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista, construida entre los siglos XIII y XVI. Se trata de un edificio de tres naves –una central y dos laterales muy estrechas- y torre de tres cuerpos con chapitel. En el exterior destaca el cuerpo románico del ábside y en el interior tienen especial valor la pila bautismal románica y la pila de agua bendita, gótica.

Más información: Talamanca de Jarama