Turismo Madrid

Estamos en la zona de municipios que hay alrededor de la Cuenca Media del Jarama, que van desde la Sierra Norte hasta el conocido como Corredor del Henares. La orografía de esta comarca es muy variada, ya que podemos encontrar estribaciones montañosas al norte, cerca de la Sierra, hasta la campiña, que está ocupada por suelo industrial cerca de la capital y en el Corredor del Henares. En este apartado te proponemos dos recorridos por la comarca siguiendo las carreteras A1 y N-II, ¿quieres saber más? Sigue leyendo... 

Recorremos la Comarca por la A-1

La mejor manera de conocer los municipios de esta comarca, es arrancando por la A-1, llegar a San Agustín del Guadalix, que se encuentra situada en las estribaciones de la Sierra, una vez allí y entorno al río Guadalix encontramos espacios de interés natural como el Monte de Moncalvillo y la Laguna de los Patos. Su patrimonio destaca por la Iglesia de San Agustín dle Guadalix del siglo XVI, así como los acueductos de la Sima y la Retuerta, construidos en 1854 como parte de la Infraestructura del antiguo trazado del Canal de Isabel II. De sus fiestas y tradiciones, mención especial para las fiestas patronales de la Virgen de Navalazarza con su Romería y en febrero la fiesta de los Quintos.

CAJ SanAgustin2

Continuando por la A-1 sentido norte y a tan solo cinco kilómetros, encontramos El Molar, localidad tradicionalmente relacionada con el desarrollo del camino hacia Francia. Tiene una importante tradición y aunque ha crecido como lugar de residencia por su fácil acceso desde la capital, cuenta con lugares muy interesantes para visitar, como son la Cuevas del Vino (más de un centenar de bodegas excavadas en los cerros, que muchas se utilizan como restaurantes), la Iglesia de la Asunción, de los siglos XV y XVI, así como las Ermitas de la Soledad, de San Isidro y de la Virgen del Remolino. Asimismo destacamos la Fiesta de la Maya.

Seguimos en la senda de la A-1 y sin solución de continuidad nos encontramos con Pedrezuela, municipio que es cruzado por el río Guadalix, y en el que se forma el Embalse de Pedrezuela, que además es conocido turísticamente por la abundancia de asadores especializados en el cabrito. Entre su patrimonio artístico cabe destacar la Iglesia de San Miguel, del siglo XVI. Sus fiestas y tradiciones más populares son, San Miguel Arcángel (su patrón), Santísimo Cristo de la Misericordia, Fiesta Tradicional de la Vaquilla, que ha sido declarada fiesta de interés turístico regional, y la "carta Puebla" que conmemora el aniversario de la fundación del municipio.

Fiesta Vaquilla Pedrezuela

Continuamos en la A-1, y ahora nos desviamos por El Vellón, llegando a la N-320, desde donde accedemos a Valdepiélagos, donde el paisaje se alterna entre encinas, robles, olmos y campos de cultivo. En cuanto a la localidad, mantiene la tipología rural tradicional con viviendas características y cuenta además con la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción del siglo XIV. Sus fiestas coinciden con San Isidro y San Roque, así como en Navidades el Belén Viviente.

Nos movemos hacia el Este

Talamanca del Jarama

Volvemos por la M-120 y tras cruzar la N-320, se llega a Talamanca del Jarama, localidad con gran riqueza arqueológica, y que cuenta con el patrimonio artístico más importante entre los municipios que la rodean. Destacamos, el Ábside de los Milagros, resto de una iglesia románico-mudéjar del siglo XIII, un torreón y parte de la muralla árabe, un puente medieval de origen romano, además de la Iglesia de San Juan, construida entre los siglos XIII y XVI. Destacamos la Fiesta de San Blas (patrón del pueblo) y la Virgen de la Fuente Santa.

Continuamos por la M-103, pero ahora en dirección sur, por donde llegamos a Valdetorres del Jarama, localidad con larga tradición, donde se han localizado restos romanos. El paisaje se alterna entre campos de cultivo y pequeñas urbanizaciones que mantienen el núcleo urbano sin grandes variaciones. El principal elemento artístico es la Iglesia de Nuestra Señora de la Natividad, y sus fiestas son las del Santísimo Cristo de los Ultrajes.

Si seguimos por la M-103, llegamos a Fuente El Saz del Jarama, localidad que durante las últimas décadas ha sufrido un importante desarrollo tanto de empresas como de población, lo que ha modificado el municipio a pesar de mantener algunas construcciones típicamente rurales, además de su principal muestra artística que es la Iglesia de San Pedro Apóstol. Los festejos más importantes son el del Cristo de la Misericordia (patrón del municipio), San Isidro y el Carnaval.

Fuente El Saz

Nos desviamos hacia el este y llegamos a Alalpardo localidad que junto con Valdeolmos forma un municipio con una importante riqueza natural como la Dehesa de la Zarzamora, el Cerro de los Olivos y el encinar del Monte. En cuanto al patrimonio artístico, cabe destacar la Iglesia de la Inmaculada Concepción de Valdeolmos, del siglo XVI y XVII, así como la Iglesia de San Cristóbal de Alalpardo, del siglo XIX. Los festejos que reseñamos son las fiestas de San Isidro, las de Santa Águeda y las de la Virgen del Rosario.

Camino al Sur de la Cuenca

Volvemos por la M-123 y llegamos a Algete, localidad de gran antigüedad y eminentemente agrícola hasta el último tercio del siglo XX. En la actualidad ha pasado a ser una población de industria y servicios que cuenta con una importante muestra de arte religioso como es la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de los siglos XVI y XVII. Su festejo más notorio es la fiesta Patronal en Honor del Santísimo Cristo de la Esperanza.

Siguiendo la ruta al Sur nos encontramos con Cobeña, municipio que a pesar de haber desarrollado un importante crecimiento industrial, cuenta con una dehesa que alberga una gran variedad de flora y fauna además del manantial del Barranco del Agua. En cuanto a las manifestaciones artísticas, destaca la Iglesia de San Cipriano, del siglo XVI. Las fiestas del Santísimo Cristo del Amparo y las de la Santísima Virgen del Rosario son las más destacadas.

Cobeña

Más al sur todavía se encuentra Ajalvir, localidad que ha sustituido su tradición por la industria y las viviendas cercanas a la capital. La construcción más destacada es la Iglesia de la Purísima Concepción y sus fiestas son las de San Blas, la Virgen de la Candelaria y las de la Virgen de la Espiga.

En el extremo más al sur de la cuenca por la M-113, nos encontramos el municipio de Paracuellos del Jarama, desde el que se avista el Aeropuerto Adolfo Suarez Madrid-Barajas gracias a su privilegiado enclave. Fue allí donde se instalaron los primeros sistemas de comunicaciones para el control del tráfico aéreo civil de España, lo que despertó una incipiente industria alrededor del municipio. Entre su patrimonio destaca la Iglesia de los descalzos de San Francisco y el Castillo de Malsobaco. Sus fiestas populares son el Santísimo Cristo de la Salud, la Virgen de la Ribera y San Nicolás de Bari.

Ruta por la senda de la N-II

Salimos en paralelo a la N-II, por la M-113, bordeamos Ajalvir y llegamos a Daganzo de Arriba, localidad mencionada por Cervantes, de tradición agrícola cerealista que alterna esta ocupación con la industria. En su patrimonio destaca la Iglesia de la Asunción, del siglo XII. Las fiestas patronales en honor a San Antonio y también las fiestas de la Virgen del Espino y el Cristo de la Luz.

Daganzo

Si volvemos a la M-113 otra vez en Daganzo, llegamos a Fresno de Torote, localidad que junto a Serracines forma un municipio entorno al río que les da nombre, el Torote, lo que les otorga valor medioambiental muy importante, con una rica campiña. Del patrimonio destacamos la Iglesia de la Asunción de Fresno de Torote y la Iglesia Parroquial de Serracines, ambas del siglo XVI.

Continuando por la M-113 se llega a Ribatejada, municipio que al estar más alejado de la capital, conserva el espíritu rural y agrícola. El paisaje de campiña castellana mantiene los cultivos de secano, especialmente el cereal, y cuenta con algunas construcciones de interés artístico como son la Iglesia de Santiago Apóstol, del siglo XV, y la Casa Grande, antiguo palacio reconvertido en la actualidad. Sus fiestas son la Virgen del Amor Hermoso (patrona del municipio) y San Antonio de Padua.

A escasos metros de Ribatejada, en tierras alcarreñas, se puede tomar la N-320, que desde la A-1 conduce hasta Guadalajara, y desviarse a Valdeavero. Este es una localidad que a pesar del desarrollo mantiene su esencia agropecuaria, actividad principal de sus habitantes. En cuanto a su patrimonio, cabe destacar la Iglesia de la Asunción, del siglo XVIII, la ermita del Cristo del Sudor y el Palacio del Marques de Campoflorido. Sus fiestas, San Sebastián y las del Santísimo Cristo del Dolor.

CAJ Valdeavero Web

Continuando en dirección a la A-1, se encuentra Camarma de Esteruelas, una localidad entre cultivos de cereales que ha crecido en los últimos años, debido a su cercanía a las zonas urbanas. De su patrimonio destacamos la Iglesia de San Pedro Apóstol, del siglo XIII, con un sorprendente ábsiderománico-mudéjar. Sus fiestas son las de su patrona la Virgen del Rosario.

CAJ Camarma

Para concluir la visita por la comarca llegamos a Meco, localidad vecina a Alcalá de Henares y envuelta entre campos de trigo y cebada, además de la vegetación de ribera junto alguno de los arroyos que cruzan el municipio. Meco esta en constante crecimiento dada su ubicación. De su patrimonio destacamos las casas con blasones y la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XVI. Sus festejos son, por el Santísimo Cristo del Socorro.