Turismo Madrid

Turismo Madrid. Torrejón de Velasco

Acércate al municipio y da un paseo por el casco histórico, una visita al Castillo y a la Iglesia de San Esteban Protomártir, o sigue alguna de las rutas que propone el Ayuntamiento en su web.

La primera referencia documentada sobre Torrejón de Velasco es de 1136, pero no se descarta que la presencia humana fuera anterior en esas tierras porque se han encontrado restos arqueológicos. Otro documento de 1142 se refiere a Torrejón al hablar de la repoblación desarrollada con la Reconquista. Los terrenos de esta zona estuvieron bajo discrepancias y litigios entre Madrid y Segovia y, posteriormente, fueron objeto de donaciones y cambios de propietarios. La abolición de los señoríos, a principios del siglo XIX, propició que Torrejón quedara integrado civilmente en la provincia de Madrid y religiosamente bajo administración de Toledo. En lo referente a la toponimia municipal, “torrejón” procede del vocablo latino “turris” (torre) al que se le añadió el diminutivo “jón”, mientras que “de Velasco” tiene relación con la historia al estar relacionado con uno de los dueños del municipio en el siglo XV.

La agricultura siempre ha tenido gran relevancia en la economía de la localidad. La mayoría de los habitantes se dedicaban al cultivo de trigo, cebada, centeno, garbanzos, guisantes, olivo, uva –de la que se obtenía vino- y, posteriormente, hortalizas como la patata y la cebolla. La ganadería complementa a la anterior y estaba formada, principalmente, por ganado lanar y animales de labor. Otros oficios como los relacionados con la industria y el comercio estaban menos desarrollados. En la actualidad, la actividad agropecuaria sigue siendo importante en Torrejón de Velasco e influye en su configuración urbana, con manzanas cerradas e irregulares con casas de tipología rural y urbano-rural. Aun así, desde la segunda mitad del siglo XX, se han edificado nuevas viviendas y zonas residenciales.

La historia también ha dejado interesantes muestras patrimoniales en Torrejón de Velasco. El Castillo de la primera mitad del siglo XV, es un ejemplo. Se trata de una construcción en mampostería con planta rectangular donde figuran nueve torres semicilíndricas. Destaca la torre del homenaje y el patio central en torno al cual se ordenan las dependencias. El paso del tiempo y los cambios de propietarios han provocado cierto deterioro del conjunto.

Otra muestra patrimonial es la Iglesia de San Esteban Protomártir, construida con sillería, piedra y ladrillo entre los siglos XVI y XVII. Presenta una sola nave con capillas y hornacinas laterales, capilla mayor pentagonal y torre de dos cuerpos. Durante la Guerra Civil española, el edificio sufrió graves daños y fue restaurado posteriormente

Más información: Conoce Torrejón de Velasco