Turismo Madrid

Humanes de Madrid

Su topónimo podría derivar del latín “umidus”, haciendo referencia a los arroyos intermitentes que surcan el término municipal. La Iglesia Parroquial de Santo Domingo de Guzmán se construyó entre los siglos XIII y XVIII.

Los restos arqueológicos –piezas líticas de sílex, cerámica romana…- encontrados en Humanes prueban la presencia humana desde hace miles de años. De hecho, el vestigio más antiguo encontrado en el término municipal es un dolmen. Asimismo, también se han hallado restos prehistóricos de la Edad del Bronce

Los asentamientos estables y duraderos se produjeron en el siglo XII y la primera referencia escrita sobre el municipio se encuentra en un documento de 1141. La localidad cambió de propietarios a lo largo de los siglos siguientes estando bajo dominio de órdenes y señoríos. Desde 1833, con la nueva división territorial, Humanes de Madrid se incorporó a la provincia de Madrid dejando de llamarse Humanes de Toledo.

A partir del siglo XX, el municipio ha vivido un desarrollo económico y un considerable incremento del número de habitantes. Dicho desarrollo también ha cambiado las principales actividades de la población. La industria, la construcción, el comercio y el sector servicios han ido desplazando a otros oficios más tradicionales como la agricultura y la ganadería que se han visto muy reducidos. Hasta ese momento, se producían, principalmente, cultivos de secano, cereales, olivos y viñas. El crecimiento industrial también ha provocado cambios en la arquitectura urbana municipal, aunque todavía se puede observar algún ejemplo de vivienda rural y urbano-rural.

En la actualidad posee una buena infraestructura de servicios públicos en la que destacan su Teatro Municipal, que lleva el nombre de la autora y actriz Ana Diosdado, y su piscina municipal.

Humanes de Madrid se sitúa en una llanura con pocos accidentes geográficos donde destaca la campiña junto con ejemplares de encina, enebro y olmo, chopo y sauce que aprovechan la humedad del suelo para tener su hábitat. El término está surcado por una red hidrográfica compuesta por arroyos intermitentes y por unos niveles freáticos considerables. De hecho, hay autores que afirman que la toponimia municipal deriva del latín “umidus”.

El ejemplo más destacado del patrimonio artístico de Humanes es la Iglesia Parroquial de Santo Domingo de Guzmán cuya construcción original tuvo lugar entre los siglos XIII y XVIII. Sin embargo, la Guerra Civil española provocó graves daños en el edificio, que tuvo que ser reconstruido, excepto la torre. Ésta es el elemento más antiguo –siglo XIII-, presenta planta cuadrada y dos cuerpos y se comunica con la Capilla del Cristo de la Columna, del siglo XVIII pero reconstruida en el XX.

Más información: www.ayto-humanesdemadrid.es