Turismo Madrid

Turismo Madrid. Griñón

Posee un casco urbano lleno de encanto y detalles de gran belleza. Disfruta los productos típicos de su gastronomía en restaurantes y otros establecimientos. La coliflor es su producto enseña.  

La primera referencia sobre Griñón se encuentra en un documento de 1208 por el que se delimitaban las tierras de los concejos segoviano y madrileño. Los asentamientos estables en el municipio serían de esta época aunque hay autores que creen que hubo presencia humana mucho antes porque se han encontrado vestigios paleolíticos, de la Edad del Bronce y romanos. Hasta el siglo XIV, la localidad pertenecía a la Tierra de Madrid pero en esas fechas pasó a depender de un caballero toledano. El municipio vivió litigios, discrepancias jurisdiccionales y cambios de propietarios hasta la abolición de los señoríos, en la primera mitad del siglo XIX, que provocó que quedara incluido en la provincia de Madrid.

Desde el último tercio del siglo XX, Griñón ha vivido un crecimiento económico que ha posibilitado un notable desarrollo de la industria, el comercio, la construcción y los servicios. Hasta esa fecha, la actividad más destacada era la agricultura con cultivos de cereal, olivo, vid, frutas y hortalizas –de entre las que destaca la coliflor- que aprovechaban la riqueza freática. La ganadería también estaba presente gracias al vacuno, ovino y porcino. Estas dos últimas labores junto con otros oficios tradicionales también dejaron su influencia en la arquitectura urbana municipal, donde todavía es posible observar viviendas de tipología urbano-rural. Coincidiendo con el desarrollo del siglo XX, se construyeron nuevas edificaciones, urbanizaciones y segundas residencias.

Patrimonio histórico-artístico

Tiene como ejemplo más notable la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, construida entre los siglos XIV y XVII al parecer sobre una antigua ermita. Con elementos de estilo mudéjar, la Iglesia está erigida con mampostería y ladrillo y presenta una nave con cuatro capillas en el lado del evangelio. Destacan la capilla mayor poligonal que es más alta que la nave y presenta contrafuertes así como la torre de dos cuerpos.

Otra muestra patrimonial es el Convento de las Clarisas de la Encarnación, del siglo XVI. Está erigido con ladrillo y cajones de tapial sobre una planta irregular. Entre los elementos más destacados se encuentra el patio de dos plantas con corredor sustentado por columnas y el retablo mayor de la Iglesia conventual.

Dentro de la arquitectura popular, merece la atención un palomar de planta circular y con cuatro cuerpos separados por impostas. En los centrales se abren ventanales, mientras que en el superior existen pequeñas cavidades.

Otro edificio religioso es la Ermita del Cristo Aparecido, levantada sobre los restos de una ermita anterior, cuyo origen al parecer está en una leyenda en torno a la aparición de una imagen de un pequeño cristo sin cruz en el lugar.

Naturaleza

Griñón se asienta sobre uno de los acuíferos más importantes de la Comunidad de Madrid que en siglos pasados dio lugar a la aparición de una serie de fuentes por las que brotaban aguas subterráneas cuya calidad era tan apreciada que gozaban de cierta fama en la capital, a donde se transportaban diariamente. Te proponemos dos agradables paseos:

LA SENDA ECOLÓGICA es un agradable paseo en un espacio natural que discurre a lo largo del arroyo del Carraperal hasta llegar al pinar del mismo nombre. La vegetación, la fauna y el agua son los protagonistas, también podrás disfrutar de la observación de distintas clases de aves durante el paseo.

EL CARRAPERAL El arroyo continúa por el centenario pinar de El Carraperal. Zona de recreo para los habitantes y visitantes de Griñón, que constituye el pulmón de la localidad.

Más información: www.grinon.es