Turismo Madrid

Turismo Madrid. Chinchón Plaza - Comunidad de Madrid

Una plaza mayor de película, calles llenas de historia, monumentos... ¡Síguenos en este recorrido por los rincones de Chinchón!

Comienza tu visita a Chinchón por la Plaza Mayor, corazón de la villa desde época medieval, y un buen ejemplo de la arquitectura popular castellana donde el tiempo parece haberse detenido. Esta singular plaza ha sido utilizada en numerosas ocasiones como plató cinematográfico, ¡así que no te extrañes si al verla sientes que ya has estado aquí!

Durante las fiestas, la plaza se utiliza para celebrar corridas de toros, al igual que se manifiesta un curioso hecho: algunos de los dueños de las viviendas de la plaza no tienen la propiedad de los balcones, de modo que existe un acuerdo para acceder a ellos durante la celebración de los espectáculos.

Aprovecha para inmortalizar tu visita tomándote unas fotos en la Plaza Mayor. También te conviene visitar la Oficina de Turismo a fin de hacerte con un mapa e información detallada sobre cualquier actividad especial que tenga lugar durante tu visita. ¡Déjate orientar!

Desde la Plaza Mayor se observan tres edificios que están a su espalda: la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, el Teatro Lope de Vega y la Torre del Reloj. Continuemos el recorrido visitándolos.

Dirígete primero hacia la iglesia parroquial de Nuestra Señora la Asunción, que guarda en su interior un espléndido lienzo de Goya. El retablo mayor es digno de verse con detenimiento. Continúa, luego con la Torre del Reloj, único resto de la iglesia de Nuestra Señora de Gracia. Su existencia ha dado pie a un dicho muy popular, que dice que Chinchón «tiene una iglesia sin torre y una torre sin iglesia». Chinchón es una de las villas con mayor actividad cultural en la que el Teatro Lope de Vega juega un papel fundamental. No te pierdas sus instalaciones ni las representaciones que tienen lugar en sus escenarios, te quedarás de piedra.

Continuamos la visita con la ermita de San Antón que se encuentra en esta zona del pueblo y  conserva el primitivo ábside románico del siglo XI, en el que recientemente se han descubierto pinturas góticas. Otras dos ermitas que vale la pena visitar, aunque están algo más alejadas de este punto son  la ermita de San Roque, patrono de la ciudad cuya construcción data de la segunda mitad del siglo XVII, y la ermita del Rosario, anexa al actual Parador de Turismo que históricamente perteneció al convento de San Agustín.

El Parador de Turismo es un ejemplo de la historia viviente de Chinchón. Fue fundado por los Condes de Chinchón en el siglo XVII, se convirtió con el paso del tiempo, durante los siglos XVIII y XIX, en una universidad a pequeña escala hasta la desamortización de Mendizábal en que se pasó a ser un juzgado del partido judicial.

Descendiendo por la calle del Convento nos encontramos con una casa de estilo barroco muy característica, llamada la Casa de la Cadena, debido a que Felipe V pernoctó en ella una noche de 1706 a su paso por la localidad. Tal honor fue reconocido colocando una cadena frente a la casa, y desde entonces ostenta ese nombre.

En otra esquina del municipio encontrarás el Centro de Interpretación Turística, donde podrás sumergirte en la historia, la cultura y las tradiciones de Chinchón. Es un lugar ideal para conocer en profundidad las curiosidades y peculiaridades de la historia de la localidad. Te aconsejamos que antes de visitarlo consultes sus horarios con la Oficina de Turismo, físicamente o en su web.

Muy cerca se encuentra el Convento de las Clarisas, en el Coro de su Iglesia se conserva el panteón de los quintos Condes, realizado enteramente con mármol. Compra unos dulces en el convento y compártelos con los tuyos, te lo agradecerán.

Si quieres conocer más sobre las costumbres de Chinchón, accede al Museo Etnológico La Posada, que como su nombre indica, está instalado en una antigua posada del siglo XIX. Sumérgete en el Chinchón más tradicional.

Por último, aunque bien podría ser lo primero, para completar el recorrido puedes ir a ver el Castillo de los Condes. Sólo se puede ver por fuera, pues lamentablemente su interior no está abierto al público y además no se encuentra en el mejor estado de conservación. Aquí se fabricaba el célebre Anís El Castillo.

Más información: Turismo de Chinchón

Créditos imagen: ©Hugo Fernández. Comunidad de Madrid